Ayer, superando cualquier expectativa, la #spanishrevolution cuyo inicio podríamos fijar en los días del #manifiesto dio un gran pasado hacia delante con el éxito de la manifestación #15M gestada en Internet. Y es que fueron decenas de miles las personas que tomaron las calles de forma pacífica en más de 50 localidades españolas para pedir un cambio social y político.

Mientras la mayoría de mass media callaban (salvo alguna excepción como la de 20minutos.es), las marchas convocadas vía Internet por la plataforma apolítica ¡Democracia Real YA! --apoyada por un gran número de colectivos diferentes-- recorrían las calles de la geografía española al grito de “No les votes” y otras consignas como “Lo llaman democracia y no lo es”, “España, escucha, así es como se lucha” o “no falta dinero, sobran ladrones”.

Dejando de lado la polémica en torno a la “no cobertura” de las protestas por los grandes medios de comunicación nacionales o los intentos de intoxicación de otros, el triunfo de la manifestación estatal del #15M es importante porque demuestra que el movimiento de regeneración democrática iniciado con #nolesvotes está muy vivo y a medida que se acercan las elecciones cobra fuerza. Es una prueba tangible del hartazgo de la ciudadanía para con la clase política, tanto que dicha ciudadanía ha decido tomar las riendas de la campaña electoral desarrollando la propia --vía movilizaciones en la calle en esta ocasión-- sin colores ni dirigentes que entre otras cosas busca terminar con el dañino bipartidismo capitaneado por PP y PSOE.

Ahora bien, que nadie tire las campanas al vuelo todavía. Ciertamente ha quedado claro otra vez el poder de influencia y organización que nos da a la plebe este gran medio llamado Internet, pero no nos podemos quedar solamente en la manifestación. Nuestros políticos la ignorarán, como ignoraron en su día las movilizaciones surgidas del #manifiesto, por lo que es imprescindible darles donde les duele: en el voto. ¿Se materializarán las manifestaciones del #15M en un cambio de calado en la vida política de España el próximo 22 de mayo mediante el fin del bipartidimo? Lo veremos, ojalá que sí, sería el verdadero triunfo.

Imagen: Periodismohumano