PROTECT IP, la infame propuesta de Estados Unidos con la que se podría llegar a obligar a buscadores y proveedores a que eliminen o bloqueen cualquier dominio o sitio que la industria del entretenimiento considere ilícito, comienza a moverse lentamente para conseguir su aprobación. El último movimiento en favor de la medida llega en forma de carta abierta de la propia Universal Music. Su presidente Jim Urie no ha tenido reparos en enviar una misiva a los ciudadanos para que presionen al Congreso y activen la propuesta, alegando entre otras cosas que "la piratería está matando a los artistas".

Dependemos de una industria de la música sana y por eso espero que se apoye la legislación que proteja la propiedad intelectual y promueva acciones contra el robo en la red. Estas acciones, el robo online, está matando a los artistas, a los cantantes, a los compositores, músicos, comerciantes, ingenieros de producción… Se están destruyendo puestos de trabajo, sueños y carreras. La comunidad de la música está en riesgo, una cultura única

A pesar de la asombrosa cantidad y variedad de formas legales y convenientes de obtener música digital hoy, el robo online continúa. Por supuesto no es sólo la música; los libros, las películas, los programas de televisión, los juegos, el software, todos ellos están sufriendo daños que crecerán aún más si no se controla. PROTECT IP le dará a la policía nuevas herramientas para evitar a los delincuentes que se dedican a la piratería y la falsificación online. Les insto a apoyar esta legislación y cualquier otro esfuerzo diseñado para ayudar a la comunidad creativa de nuestra nación

Como ya os hemos comentado anteriormente, sería tremendamente grave que finalmente viera la luz PROTECT IP en Estados Unidos, ya que se trata de una medida reguladora que eleva la censura a niveles muy superiores a los de ahora. Sería darle pista libre al lobbie de la industria para que manejara muchos de los derechos básicos de los que disfrutamos hoy en la red. Una serie de medidas que podríamos resumir en:

  • Facilidades a las autoridades y titulares de derechos de autor para actuar con rapidez por encima de juicios.
  • Facilidades para actuar contra un dominio o empresa que se encuentre fuera de Estados Unidos.
  • Las autoridades podrán obligar a los motores de búsqueda a que eliminen los resultados de un supuesto dominio o alojamiento.
  • Los titulares de derechos de autor podrían tener poderes para agilizar todos los movimientos.
  • Incluso se puede obligar a las empresas a que mantengan cualquier tipo de actividad económica con el acusado (publicidad, operaciones financieras, créditos online… ) a que finalicen y bloqueen la misma.

¿Y todo esto por qué? Por defender los derechos de autor de una industria que sigue sin encontrar su espacio en una situación como la actual, en la era digital. Negándose a entender que fuera de los movimientos realmente delictivos, donde en la actividad existe lucro, este tipo de movimientos chocan y destruyen cualquier idea de una Internet libre.

Las palabras de Universal tienen un trasfondo quizá más peligroso. Y es que la propia innovación, la creación de nuevos modelos de negocio no es algo de lo que se quiera hablar. ¿Qué pasará si finalmente se llevan a cabo todos estos modelos censuradores en la red? Si desapareciera del mapa la Internet que hoy conocemos y el compartir cultura finalmente se traduce en una acción ilegal, en "piratería"… ¿la gente entonces comprará música? ¿volveremos todos a las tiendas en masa y volveremos a tener el formatos físico que tanta rentabilidad dió? Creo que no y que muy probablemente existan modelos actuales que demuestran que hay espacio para remunerar a los artistas con el que el usuario se sienta identificado. Detrás de esta propuesta y otras que están en marcha, se encuentra esconder el fracaso actual de una industria que hasta ahora no ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y que por contra depende y mucho de mantener a buen recaudo el copyright y su explotación.