Hace unos días os comentaba que en Asia las direcciones IPv4 estaban agotadas y aunque en RIPE todavía hay disponibilidad hoy en España hoy hemos tenido una noticia muy interesante que viene de la mano de Banda Ancha, quienes informan que Movistar tiene preparado un plan temporal hasta que se produce la transición completa a IPv6. Al parecer dicho plan de Telefónica pasa por usar NAT a nivel de ISP, lo que haría que varios usuarios compartiesen la misma dirección IP pública.

Esta solución, que sería temporal se comenzaría a aplicar únicamente a las nuevas altas, seleccionando algunas de las que se produzcan a partir de junio y posteriormente el NAT se habilitaría en todas las altas que se produzcan a partir de agosto. En principio según la información que hay en este momento esto no afectaría a los actuales clientes de la operadora, únicamente a las nuevas altas.
La principal consecuencia de esta decisión es que varios usuarios compartirán la misma IP publica con casi todo lo que ello conlleva, pudiendo generar problemas en diferentes servicios de Internet. Hasta ahora lo más habitual era que en nuestra conexión tuviéramos una dirección IP dinámica, que era única y que la podría tener otro usuario, pero nunca al mismo tiempo que nosotros. Ahora el principal problema al compartir la dirección IP es que los servicios en Internet que tengan alguna limitación de uso por IP funcionarán correctamente, al estar usando la misma dirección.

También tendremos problemas con los servicios que queramos usar sobre nuestra conexión. Por ejemplo, si queremos habilitar el acceso en nuestro equipo al escritorio remoto o tener algún tipo de servidor en nuestro equipo simplemente no lo podremos hacer al compartir la dirección IP y los puertos de esta con otros usuarios.

Desde que se ha conocido esta noticia una pregunta que se está haciendo todo el mundo es si habrá problemas para identificar a cada usuario. Es decir, si un usuario con el que compartimos la dirección IP mediante NAT a nivel ISP realiza algo ilegal desde su conexión, ¿nos podría afectar de alguna manera? En principio y si Telefónica hace bien las cosas, no. Aunque los usuarios compartan la misma dirección IP pública el ISP podrá siempre en todo momento identificar a cada cliente por la dirección IP privada dentro del NAT. Esto es algo que es importante tener en cuenta, sobre todo por tranquilidad de los afectados.

Cabe señalar que esta opción elegida por Telefónica está siendo usada por algunos ISP en las redes móviles, pero en estas los problemas que se pueden causar al compartir la dirección IP en este tipo de dispositivos es inferior, ya que la navegación que se suele hacer es más básica y por ejemplo, no se alojan partidas de partidas de juegos o no se realizan descargas. Salvo que hagamos tethering.

En el Cuaderno de Red Cátedras de Telefónica (pdf) se asegura que no es posible realizar una transición completa a IPv6 sin antes haber agotado las direcciones IPv4. Sea como fuere la solución es un poco chapuza o al menos no es la mejor para los usuarios afectados, que deberían ser avisados antes de contratar un producto con estas características.