El 12 de abril de 1961 el ruso Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre en volar al espacio. Tal proeza humana fue técnicamente precedida por el ambicioso, acelerado e histórico programa espacial soviético llamado Vostok de 1958. De éste surgieron varias aeronaves tripuladas por perros --luego de Laika en el Sputnik 2--, siempre con el objetivo de devolverlos a la Tierra con vida. No siempre se pudo.

De todas las naves surgidas del programa Vostok, Gagarin tripuló el modelo Vostok 3KA, del cual hubo dos vuelos con anterioridad. Por eso se dice que el cosmonauta abordó la Vostok 3KA-3.

Grosso modo, esto fue lo que pasó hace 50 años durante 1 hora más 48 minutos cuando Gagarin se convirtió en el primer ser humano en ver la bosques y los hielos de la Tierra desde el espacio.

  • 06:07 hrs. La nave Vostok (3KA-3) fue lanzada desde el Cosmódromo de Baikonur con ayuda del cohete Vostok R-7 dentro de una órbita de 169x315 kilómetros, con una inclinación de 65 grados y Yuri Gagarin a bordo.

  • 07:16 hrs. Vostok, el cohete, queda alineado para encenderse.

  • 07:26 hrs. Vostok se enciende.

  • 07:35 hrs. Vostok reingresa a la atmósfera. La cabina se mantiene unida por un cable hasta que el calor producido por la entrada lo quema.

  • 07:55 hrs. Vostok eyecta a Gagarin quien continúa su viaje en descenso con un paracaídas.

  • 08:05 hrs. Gagarin aterriza 26 kilómetros al sur de Engels, en la región de Saratov. El Vostok 3KA-3 toca el suelo cerca de allí casi al mismo tiempo (ver imagen a continuación).

Datos sobre la Vostok 3KA:

  • Fue mantenida en secreto por la URSS hasta 1986
  • Pesaba 4.7 toneladas
  • Fueron 8 los vuelos protagonizados por este modelo
  • Sólo cabe una persona
  • 2.3 metros de diámetro
  • Caducidad de 10 días
  • Baterías de 24 kilowatts en total
  • A 7 kilómetros de la Tierra el cosmonauta debe hacerse expulsar porque se ha quemado la escotilla
  • Cápsula y tripulante descienden cada uno con su propio paracaídas

La nave Vostok 3KA-2, utilizada el 25 de marzo de 1961, está valorada entre 2 y 10 millones de dólares según la casa de subastas Sotheby's --desconozco si su venta tuvo éxito--. Su importancia histórica radica en que permitió confirmar que podría enviarse un ser humano al espacio y regresalo con vida. Los científicos soviéticos enviaron la 3KA-2 con un maniquí llamado Ivan Ivanovich y la perrita Zvezdochka, quienes aterrizaron, digámoslo así, sanos y salvos a la Tierra.

La Vostok 3KA sirvió de modelo para decenas de lanzamientos más. Su legado histórico es innegable y asombroso su diseño por el sólo hecho de ser capaz de mantener a salvo a un ser vivo incluso durante el peligrosísimo ingreso a la atmósfera. Vostok 3KA-3 en particular está actualmente en exhibición en el Museo de Energía RKK de Moscú (ver la primera foto).

No sé si algún ser humano de nuestra época se montaría sobre la Vostok 3KA para orbitar la Tierra. Veo difícil que exista un hombre con la valentía o locura suficiente, lo que eleva más los méritos del gran Yuri Gagarin.