No sé cuan grande es el equipo de desarrollo de [Google Chrome](http://chrome.blogspot.com/) ni qué les dan de comer, pero sean pocos o muchos algo bueno tiene que ser ya que la velocidad a la que trabajan se acerca a la del sonido. Y es que tan sólo dos semanas después de que Google [anunciara el lanzamiento de Chrome 9](http://alt1040.com/2011/02/chrome-9) en las últimas horas los del buscador [han liberado beta de Chrome 10](http://chrome.blogspot.com/2011/02/faster-than-speeding-rabbit-speed-sync.html).

Esta nueva versión, [disponible para Windows, Linux y Mac OS X](http://www.google.com/intl/en/landing/chrome/beta/), viene con varias mejoras respecto a la 9 siendo lo que más destaca que **es todavía más rápida que la anterior** gracias a la nueva versión del motor JavaScript V8 que incorpora –según la compañía **Chrome 10 beta ejecuta JavaScript un 66% más rápido** que las pasadas versiones– y también a que le han implementado aceleración de gráficos por GPU. En palabras de Google “*en nuestra nueva versión beta, JavaScript es tan rápido como un conejo*”.

Además de eso en **Chrome 10 beta** el panel de preferencias ha sido rediseñado, ya no se abre en una nueva ventana sino en una pestaña del navegador (como pasa con las descargas por ejemplo), y le han añadido cajón de búsqueda para buscar perfiles de usuario rápido y fácil. Por último se ha activado por defecto la opción para sincronizar contraseñas como parte de Chrome Sync.

Dicho todo esto, yo me pregunto: **¿dónde está el tope de velocidad que la técnica le permite alcanzar a un navegador web?** No lo sé, pero o bien a Chrome le falta poco para alcanzarlo, o bien es que el resto de navegadores lo estaban haciendo realmente mal en este aspecto.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.