La campaña Think Different de Apple es, para mi, la mejor campaña publicitaria que se ha hecho en la historia, porque no es acerca de vender tecnología o computadoras o monitores o teclados o productos, es acerca de una idea: cambiar el mundo.

El hecho que una compañía se haya gastado millones de dólares en un tributo a sus ídolos es simplemente genial. La campaña, en términos culturales fue un éxito, en términos comerciales no. Fue reemplazada en 2002 por algo más directo y menos conceptual, la campaña de Switch, que tampoco tuvo éxito comercial deseado.

En el video, Steve Jobs, en 1997, vestido con una camiseta negra y shorts (¡¡!!) explica frente a un público lleno de periodistas, la idea de la campaña que fue desarrollada por la agencia publicitaria TBWA\Chiat\Day.

El texto completo (en su idioma original, al traducirlo pierde mucha fuerza) es espectacular:

Here’s to the crazy ones. The misfits. The rebels. The troublemakers. The round pegs in the square holes.

The ones who see things differently. They’re not fond of rules. And they have no respect for the status quo. You can praise them, disagree with them, quote them, disbelieve them, glorify or vilify them.

About the only thing you can’t do is ignore them. Because they change things. They invent. They imagine. They heal. They explore. They create. They inspire. They push the human race forward.

Maybe they have to be crazy.

How else can you stare at an empty canvas and see a work of art? Or sit in silence and hear a song that’s never been written? Or gaze at a red planet and see a laboratory on wheels?

While some see them as the crazy ones, we see genius. Because the people who are crazy enough to think they can change the world, are the ones who do.

Vía: Digital Daily

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.