1984, el mítico anuncio de Apple dirigido por Ridley Scott, que introdujo al Macintosh y que ha marcado un antes y un después en la industria, continúa dando de qué hablar 38 años después de su primera emisión. The Hollywood Reporter ha podido conversar con el también director de películas como 'The Martian' o 'blade runner' Y detallado una curiosa anécdota que tuvo lugar la primera vez que el británico recibió la propuesta para dirigir el spot publicitario de Apple. También su primera impresión al leer el guión original.

El anuncio de Apple fue ideado por Chiat/Day, una agencia de publicidad que contactó con Scott para llevar a cabo la dirección. Scott, en un primer momento, pensó que se trataba de una campaña para Los Beatles y su compañía discográfica llamada Apple Corps. El equipo que formaba parte de la agencia no tardó en aclarar la situación: "No, no, no. Apple es la de ese tipo llamado Steve Jobs", dijeron. A lo que el director respondió "¿Quién cojones es Steve Jobs?", "Probablemente va a ser alguien" respondió de vuelta el equipo.

El citado medio, además, ha revelado cómo Ridley Scott se sorprendió al leer el guion porque el anuncio de Apple no mostraba el propio producto en sí, sino un claro mensaje. "Pensó: Dios mío. No están diciendo lo que es, no están mostrando lo que es. Ni siquiera están diciendo lo que hace. Era publicidad como una forma de arte. Fue devastadormente efectivo".

1984, el anuncio con el que Apple plantó cara a IBM y revolucionó la industria

El anuncio publicitario de Apple, parodiado por multitud de compañías y versionado en diferentes ocasiones, se presentó como una clara intención de la compañía de Cupertino por batallar contra IBM. Compañía que en aquel momento dominaba el mercado de los ordenadores. El spot, de hecho, pintaba a IBM como el "Gran Hermano" capaz de controlar todo, y a los clientes de la compañía como sus subsidios. Todo ello, mientras una chica (representando a Apple) se acercaba a la gran pantalla con el objetivo de destruirla y poner fin al monopolio de la compañía con la introducción del Macintosh 128K.

'1984', de Apple, iba a durar inicialmente 90 segundos, tiempo que Chiat/Day consiguió como slot para la Super Bowl. El clip, sin embargo, se redujo a 1 minuto después de un conflicto de intereses entre la junta de Apple —quienes no querían publicar el anuncio— y los máximos responsables de la compañía; Steve Wozniak y Steve Jobs. Ambos directivos consiguieron adquirir una parte del slot restante que la agencia no pudo revender. Exactamente los 60 segundos que dura el spot.