Les parecerá extraño el título, pero nada más literal. Se trata de un concurso que se realizó en julio pasado cuyo único requisito era retratar gente haciendo una buena acción.

El concurso fue organizado por el la revista Good y Lomograhpy, todas debían ser tomadas con una cámara lomo o analógica y ser subidas al sitio para su selección.

El afortunado que se quedó con primer puesto (que presentó la foto que vemos ilustrando este post) fue el feliz ganador de un año de suscripción a Good, una cámara Lomo y la posibilidad que su foto aparezca publicada en la próxima edición. Pueden ver a todos los ganadores en el sitio de la revista.

Más allá de la novedad del tema elegido para el concurso quiero destacar a la fotografía ganadora, que es lo que más me impactó cuando leí sobre el concurso. ¿No parece tomada en los años 40? ¿Por algún fotógrafo clásico? No puedo dejar de recordar el famoso momento decisivo del que tanto hablaba Bresson y que consistía en ese momento efímero en que la cámara toma una situación y la inmortaliza para siempre. El hombre metido en un pozo ayuda a los gatos, el pozo no se ve, no se sabe que les pasó, pero ellos están bien, mojados y desprolijos, pero bien. Un gato encima del hombro, el otro en la mano y el hombre ajeno a todo solo dedicándose solo a la tarea de ayudar. ¿Sabría que lo estaban fotografiando? Quizás no sea lo realmente importante para él.

Foto: Good

Participa en la conversación

4 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Pues sí, muy chula la foto ganadora. Pero menos mal que alguien presentó esa, porque las otras finalistas ya bajan muuuuucho el listón. La segunda y tercera lo mismo podrían haberlas hecho desde más lejos… :P