Los concursos de fotografía de la naturaleza son realmente atractivos, pues inmortalizan imágenes bellísimas, que no siempre están a disposición de nuestras retinas. No todo el mundo puede desplazarse al lugar en el que se encuentran algunas de las escenas retratadas. Además, es digna de mención la destreza con la que las plasman los concursantes. Pero, al menos, captan aquello que el ojo puede ver. En el otro extremo se encuentran concursos como el Small World Competition, de Nikon, cuyos aspirantes presentan fotos al microscopio, en las que se encuentran muchos detalles que, a pesar de estar frente a nosotros, nos resultan invisibles.

Existen muchas competiciones de este tipo, pero ninguna tan longeva como esta, que este año alcanza ya su 47º edición, según cuentan desde IFLScience

Pero en todo este tiempo no se han agotado las ideas de los concursantes, quienes tienen cada vez mejores técnicas a su disposición para obtener instantáneas tan maravillosas como estas primeras diez clasificadas.

Lo que una hoja esconde

Jason Kirk

La primera posición en este concurso de fotos al microscopio ha sido para Jason Kirk, por una imagen en la que se representa una hoja con todo lujo de detalles.

Concretamente es una hoja de roble, en la que podemos diferenciar los tricomas, en blanco, los estomas, en morado, y los vasos, en azul. Los tricomas son estructuras similares a pelos, que, por ejemplo, protegen a las hojas de las agresiones de la luz o las abrasiones. Los estomas, en cambio, son pequeños poros que permiten el intercambio de gases entre el interior y el exterior de la planta. Y, para terminar, los vasos ayudan al transporte del agua. Por lo tanto, podemos ver una amplia gama de herramientas de gran utilidad para la planta en una sola y hermosa fotografía.

Fotos al microscopio de una red de neuronas

Esmeralda Paric y Holly Stefen

El segundo premio lo han ganado Esmeralda Paric y Holly Stefen, por una bonita imagen en la que se ve una amplia red de neuronas. En total hay unas 300.000, separadas en dos secciones, unidas por los propios axones neuronales, que son esa especie de cola por la que se conducen los impulsos nerviosos de unas neuronas a otras.

Un piojo, como jamás lo habías visto

Frank Reiser

Las fotos al microscopio pueden ser también de algo que podemos ver a simple vista, pero con mucho más detalle. Es el caso de los piojos. En este caso, el ganador del tercer premio, Frank Reiser, ha inmortalizado un piojo de cerdo. Y lo ha hecho con tanto detalle que pueden verse su garra y sus entrañas. 

No es una peluca, es una neurona

Paula Díaz

La cuarta clasificada entre todas las fotos al microscopio ha sido una imagen tomada por Paula Díaz. Podría pensarse que es una melena teñida de colores al viento, pero en realidad es una neurona sensorial de ratón. 

Estas son neuronas que reciben señales a través de estímulos externos y las convierten en impulsos eléctricos. Es decir, convierten los estímulos externos en estímulos internos.

Fotos al microscopio de moscas

Oliver Dum

Todos hemos visto alguna vez fotos al microscopio de una mosca, pero quizás no con una representación tan bonita como la que hace aquí Oliver Dum, el quinto clasificado. 

En su fotografía se ve claramente la probóscide de una mosca doméstica. Es decir, el apéndice alargado de su cabeza con el que sorben las sustancias de las que se alimentan. 

Más imágenes del cerebro de ratón

Andrea Tedesch

Las fotos al microscopio en blanco y negro también pueden ser muy bonitas. Es el caso de esta de Andrea Tedesch, que ha quedado en sexta posición. En ella, se puede ver la vasculatura tridimensional de un cerebro de ratón.

La garrapata, aún más temible

Tong Zhang y Paul Stoodley

Las garrapatas son de esos animales literalmente pequeñitos pero matones. Cada vez somos más conscientes de la importancia de inspeccionarnos bien al volver del campo, por si alguna hubiese decidido venirse a casa con nosotros. Y es que, si bien las hay que no transmiten enfermedades, otras pueden transmitir afecciones como la enfermedad de Lyme o la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, del que se han detectado varios casos en España en los últimos años.

En el séptimo puesto del concurso de fotos a microscopio podemos ver la cabeza de una garrapata, tan de cerca que resulta todavía más aterradora de lo que ya por sí nos parece. La han tomado Tong Zhang y Paul Stoodley.

Amy Engevik

En las fotos al microscopio se puede ver bonito hasta el intestino de un ratón. Buen ejemplo de ello es la imagen de Amy Engevik, situada en octavo lugar, en la que se puede ver una sección transversal de este órgano.

Una pequeña gran pulga de agua

Jan van Ijken

Una pulga de agua mide entre 0,5 y 4 milímetros. Son animales realmente pequeños. No obstante, gracias a las fotos al microscopio podemos verlas con todo lujo de detalles. Buen ejemplo de ello es la novena clasificada, presentada por Jan van Ijken.

No son flores, sino fotos al microscopio de alas de mariposa

Sébastien Malo

La décima posición de este certamen de fotos al microscopio ha sido para una bonita instantánea, tomada por Sébastien Malo. En ella se puede ver algo parecido a los pétalos de una flor. Pero, en realidad, se trata ni más ni menos que de las venas y escamas que componen las bonitas alas de las mariposas. 

También en Hipertextual:

La actualidad tecnológica y científica en 2 minutos

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender en dos minutos las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario