En [***Eternal Sunshine of the Spotless Mind***](http://www.imdb.com/title/tt0338013/releaseinfo), el fabuloso filme de **Michael Gondry**, aparece una de las tecnofantasías más recurrentes de la Humanidad: la capacidad de modificar la memoria. A través de **Lacuna**, una empresa dedicada a la supresión de recuerdos, una persona podía extraerse todos los instantes de un amor fallido, como si nunca hubiera existido. ¿Si este servicio estuviera disponible, lo usarían? Estoy seguro que muchos estarían en este momento haciendo fila.

La buena noticia es que no tienen que esperar a que alguien funde esta empresa para modificar sus memorias. Ya lo hacemos. Hace algunos meses hablaba sobre [la conciencia del error](http://alt1040.com/2010/02/las-tecnologias-de-escritura-y-la-conciencia-del-error) en ciertas tecnologías que permiten la edición simultánea en la escritura. **Ahora concentrémonos en los recuerdos**. Buscamos inmortalizar nuestros momentos a través de la materialización: fotografías, objetos, cartas. Pedacitos tangibles que nos vinculen con alguna memoria específica, que evoquen una situación —agradable o trágica— que nos marcó de cierta manera

Paradójicamente, en esta época materializamos los recuerdos a través de **nuestra presencia en Internet**. Como decía Platón, la escritura es el mecanismo por excelencia para fijar el discurso. Las entradas de tu blog, los tweets de tu cuenta, las fotos de tu Flickr… todas son materializaciones intangibles (bonito oxímoron) de la memoria. De este modo, **el hipertexto queda muy vinculado con la memoria**. No sólo damos saltos de un lugar a otro, sino también a nuestro propio pasado.

La capacidad acumulativa del Internet nos permite guardar un sinnúmero de recuerdos indefinidamente. Piensa en todos los blogs personales que has tenido, y cuántos de ellos has borrado. Tenemos esta propensión a guardar las memorias. Por esta razón, las redes sociales han sido diseñadas para salvar (en el mejor de los casos) tu actividad hasta el principio de tus tiempos. En tu blog, puedes remontarte hasta tu primera publicación. Nada más nostálgico que sumergirte en tus entradas viejas o en tus primeros tweets. Incluso en Internet, **acumulamos el pasado porque el presente es fugaz.**

Sin embargo, el hipertexto también permite **alterar la memoria**. Conozco muchos usuarios de **Twitter** (me incluyo) que editamos nuestro pasado de vez en cuando. Habrá sido una ataque de ira, un arrebato de tristeza, un traspié ortográfico, pero borramos aquello que nos parece indeseable. Si los errores se van cuando arreglamos un texto en la computadora, ¿por qué no habrían de irse esos momentos que no quiero recordar? Ex parejas que desaparecen de un día a otro en Facebook, posts incendiarios que nunca estuvieron ahí. **Si no te gusta. quítalo.**

En el caso de los blogs, esta reescritura del pasado se acentúa porque **la edición está abierta**. A veces, cuando cometo un error de tipeado (¡o como quieran llamarle, [quisquillosos](http://alt1040.com/2010/07/blindtype)!), me meto furtivamente a editarlo. Si acaso, se habrán percatado algunos cientos de lectores, pero para los que vendrán, el texto siempre estuvo impecable. Incluso me he equivocado gravemente un par de ocasiones, y hemos tenido que borrar alguna entrada. ¿Alguien sabe cuál fue, dónde está? Es más, ¿cómo sabemos si pasó, si no queda prueba alguna?

Las posibilidades son vastas. No sólo se trata de quitar lo que no deseamos, o corregir lo equivocado. **Podemos añadir un pasado.** Piensa en las bondades de la programación de entradas de un blog. ¿Y si publicamos hacia atrás? Es un poco *orwelliano*. ¿Cómo sabemos que el diario que leemos sacó la nota a tiempo? ¿Cómo tenemos la certeza de que ese contenido estaba ahí en el momento que indica la fecha? La memoria (y el olvido) son tan peculiares que basta con un pequeño cambio en lo material para suprimir (o aumentar) el bagaje actual. Así que no hagan fila en Lacuna, queridos lectores. **Ése es el eterno resplandor de una mente con hipertexto.**


Suscríbete a Hiper*

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender y obtener las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Participa en la conversación

22 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. Excelente Post!
    Me hizo acordar a algo que me paso hace poco.
    Tenia que escribir un post con algo para una materia de la secundaria y no lo escribí :)
    Pero cuando me acorde pensé en la posibilidad de escribir un post en el pasado. Así que agarre mi DeLorean (WTF?) y entre en el blog para escribir el post y cambiar la fecha por una de hacia 4 dias :O

  2. Lindo artículo, aunque, por el momento, nunca se me presentó la necesidad de aplicar esto salvo, para arreglar algunos errores o pequeños detalles que no afecten la idea del momento.
    El artículo me recuerda a una excelente novela de Asimov; «El fin de la eternidad», donde la humanidad descubre el viaje en el tiempo y crea una organización destinada a corregir todo los eventos que llevaron a cosas «malas» para la humanidad (guerras, asesinatos, etc.). Llevando así a la sociedad a un estancamiento en el futuro.
    En resúmen, creo que poner en práctica esto de manera desmedida puede quitarte la reflexión y experiencia inherente a la retrospectiva.

  3. Aunque es una gran idea, esto puede traer incluso más problemas antes que entregar una solución.
    El proceso natural de la vida es crecer, aprender de tus errores y fracasos y lo más importante madurar y aprender con ellos a hacer mejor las cosas.

    Si los borraras de tu mente sería tambien borrar tu madurez, tu raciocinio sobre como hacer las cosas, tu aprendizaje.

    El sufrimiento es algo indispensable en el crecimiento intelectual y sentimental de las personas.

    Tu novia te dejó por un problema que tienes tu? Aprender de ello te ayuda a tus futuras relaciones. Si borras ese recuerdo, la siguiente novia que tengas te dejará por lo mismo. Por algo es bueno haberlo vivido, para no volver a hacerlo.

    No me parece tan buena idea en la práctica, pero en la teoría es algo fenomenal.

  4. Platón tendría que repensarse a si mismo con la tecnología que existe hoy día.

    El discurso ya no es fijo hace mucho tiempo, ni es doble, ni triple, simplemente podemos adaptarlo como nos plazca en un momento para luego volver a cambiarlo al otro, y eliminarlo cuando ya no tenga el «efecto» deseado.

    Un gran artículo, felicitaciones.

  5. Genial artículo!!! Sobre todo lo de backward posting. Confieso que he hecho eso algunas veces. Y como todo en la vida, modificar nuestro pasado web no es infalible, siempre estarán los pantallazos, quotes en otras páginas de internet y el caché de google que es como un elefante que no olvida.

  6. simpático artículo… respecto a eso que dices, ¿sabes qué podrías editar como si nunca hubiera existido?
    en una de los primeros párrafos dices «¿Si este servicio estaría disponible, lo usarían?» cuando lo correcto sería «¿Si este servicio ESTUVIERA disponible, lo usarían?

    «Si » (condicional) seguido de «estaría» no se da jamás en castellano. Es un error típico del norte de españa (cada región tiene sus errores típicos, no es tan grave, pero a los de otras zonas al leerlo es como si nos metieran un dedo en el ojo)

    Quizá sea una tontería, pero yo SÍ soy de esos quisquillosos ;)