Jailbreak Imperial

Hace unos días se publicó una patente solicitada por Apple titulada "Sistemas y métodos para identificar usuarios no autorizados de un dispositivo electrónico". El nombre es amplio, pero su principal objetivo es establecer medidas para identificar dispositivos robados y proteger información importante, como números de tarjetas de crédito, contraseñas y datos sensibles almacenados en los dispositivos, para poder recuperarlos a los servidores de Apple, y eliminarlos por completo, inutilizando el dispositivo, en caso de que haya caído en manos de alguien que no sea su dueño.

Hasta ahora suena bien, si me robaran mi teléfono y pudiera al notificarlo asegurarme de que nadie se va a quedar con toda mi información, es una interesante característica de seguridad. Pero la patente incluye otros detalles además de este:

Una actividad que puede detectar a un usuario no autorizado puede ser cualquier acción que indique que se ha manipulado al dispositivo, al por ejemplo, hackearlo, jailbreakearlo, o desbloquearlo. Por ejemplo, un repentino aumento en el uso de la memoria del dispositivo electrónico puede indicar que un programa de hackeo está siendo ejecutado y que un usuario no autorizado está utilizándolo.

O sea que si yo de golpe decido hacerle el jailbreak a mi iPod, Apple podría pensar que alguien me lo ha robado y borrar todo su contenido. Y no sólo eso, otras de estas medidas incluyen activar la cámara o el micrófono del dispositivo para capturar imágenes o la voz de quien esté usándolo en ese momento, así como hacer uso del GPS para localizarlo, y otras cosas como monitorear cambios en el acelerómetro. Básicamente tomar el control de nuestro dispositivo de forma remota...suena un tanto invasivo, aun siendo "por seguridad" ¿no les parece?

La patente fue propuesta en febrero de 2009, y si recuerdan, hace menos de un mes se modificó el Digital Millenium Copyright Act (DMCA) de Estados Unidos reconociendo la legalidad de acciones como el jailbreak, con lo que lo único que puede hacer Apple ante dispositivos que han sido alterados, es quitarles la garantía. Ahora, de poner en funcionamiento estos "sistemas y métodos" que quieren patentar, tendrían el poder de dejar hecho un bonito ladrillo un dispositivo sospechado de robo, amenazando las opciones para escapar al estricto régimen de Steve Jobs y su sistema operativo cerrado.

De momento esto es sólo una propuesta de patente, no es que mañana amanecerán bloqueados todos los iPhones que burlan las reglas de Apple, pero sabiendo lo que la empresa piensa sobre que los usuarios cambiemos algo del sistema operativo de sus productos, esto de que estén buscando la opción de poder intervenirlos da qué pensar.

A mí me sigue pareciendo bastante escalofriante que Apple (o cualquiera, para el caso Google ha borrado aplicaciones de Android en forma remota también) pueda no sólo obtener información de como yo uso un dispositivo que compré y que me pertenece, sino además el poder de modificarlo, o tomar control de él, me parece que sería llevar las cosas demasiado lejos.

Vía: Mashable | Foto: FHKE

👇 Más en Hipertextual