Sin ninguna duda la Metro Goldwyn Mayer es (era más bien) una de las productoras y distribuidoras más míticas de la historia del cine, puesto que ellos y su afamado Leo -el león emblema de la Metro- se han ganado a pulso a lo largo del tiempo. Pues bien, ahora este conocido estudio de Hollywood acaba de entrar en banca rota, unos 3.500 millones de dólares de deudas han tenido la culpa de que MGM haya echado el cierre después de llevar casi 90 años funcionando.

La pregunta obvia tras conocer esto es por qué MGM ha llegado a deber tanto dinero, cuestión a la cual seguramente muchos responderán en los próximos días con el ya trillado argumento de las descargas ilegales. Pero no amigos, las mal llamadas descargas ilegales dependiendo del sitio al que hagamos referencia, no son las culpables de que el león de este mastodonte haya dejado de rugir sino la falta de visión de futuro de sus dirigentes unido a pura mala gestión empresarial e incapacidad de innovación.

Los tiempos han cambiado, especialmente en los últimos 5-10 años, pero los responsables de Metro Goldwyn Mayer (Sony, Providence y COMCast) no han sido capaces de hacer evolucionar a la empresa para adaptarla a las reglas que hoy en día mandan en el mercado del cine y esto, junto a la disgregación de la empresa en varias pequeñas partes, demasiados créditos y la ineficacia a la hora de generar los beneficios suficientes, han terminado por hundir a la productora detrás de títulos tan especiales como Lo que el viento se llevó, Ben-Hur o El mago de Oz.

Lo más importante de este caso es que estamos ante una prueba palpable de lo que muchos venimos diciendo desde hace tiempo: en la industria del cine el que no innove y se adapte, simple y llanamente desaparecerá. Es algo lógico y obvio ya que en el mundo de los negocios esto viene pasando desde siempre. La encarnizada lucha legal que varios grandes estudios de cine han decidido emprender contra Internet, la tecnología y en general contra cualquier cosa que huela a nuevo, no les va a salvar el culo y no solamente eso sino todo lo contrario, les perjudica sobremanera perder tiempo, dinero y esfuerzo en luchar contra lo inevitable, contra los cambios y la evolución. Finalmente que nadie se asuste que sin cine no nos vamos a quedar aunque caigan todos los dinosaurios de la industria uno detrás del otro, nuevas especies, más evolucionadas, taparán el hueco que dejen como está sucediendo ya.

Participa en la conversación

23 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Nada, el cine no ha tenido tantos problemas ni tiene tantos problemas con la tecnologia…

    Ahora, cuando se les pide innovar, al menos yo, no me refiero a que usen medios electrónicos para vender, si que saquen buenas películas, originales o que destaquen en algo… Mirad Avatar… no digo que sea buena del todo, pero los efectos especiales y el 3D, junto con la publicidad que le han hecho, les ha dado el puesto de la mayor recaudación en la historia del cine, cuando supuestamente esta la pirateria en auge…

    Todo son pamplinas, esta igual que siempre pero un poco más dificil de engañar a la gente, ya que se descubren multitud de posibilidades… ¿Quieres éxito? Pues crea un producto de calidad que quede por encima de lo demás, no hay otra cosa… Ah bueno, y publicítalo un poco aunque sea, si no, dificil es xD.

  2. La industria del cine es cierto que ha de encontrar nuevas fórmulas económicas. Pero esta especie de obsesión de los geeks a hacerlo pasar todo por el tubo de que el problema es «que no entienden internet» no tiene demasiado sentido. Ya empiezo a pasar de discutir el tema de las descargas porque empieza a parecerme todo el mundo muy cansino; que si descargarse cosas es un derecho (pocos chistes me hacen reir tanto) y que si las empresas van a perseguir esto hasta acabar con ello (eso ya me desencaja la mandíbula). Ni buenismo ni criminalización. Lo que sí que voy a decir es que hacer la lectura de la quiebra de MGM por la falta de innovación tecnológica lo veo demasiado simplista. Es más, dudo que sea lo más importante. El problema grave de innovación de las majors no está ahí. Al menos para mi. Tiene mucha más importancia la crisis de ideas que atraigan al público.

  3. ¿Pagarán con regalías sus deudas? Digo, al final todavía tiene un activo con que negociar. Si es así, los que queden como dueños de los derechos futuros de explotación buscarán capitalizarse A HUEVO y RAPIDO.

    Se antoja un nuevo round en la guerra gestores de derechos vs, descarguistas (o petupistas??)

  4. Después de leer este articulo le preguntan a un gallego:

    Dígame 4 palabras en ingles para ingresar como redactor de Alt1040

    …el gallego piensa (que oportunidad) y dice:

    -Metro Goldwyn Mayer…GRRRRRRRRRR

    y pasa la prueba…

    1. Gallego? de los de galicia, una comunidad pequeñia en una esquinita de un pais entero?

      Anda que el que os escribe los chistes a los sudacas se estruja mucho el cerebro

  5. Adios al coronel ONeil y el doctor Daniel Jackson

    Aunque puede ser una oportunidad para que lo compre Google y lo convierta en Metro Google Mayer!

  6. Y digo yo… Que pasara con los derechos de autor que recauden las películas actualmente en videoclubs y cines? O mejor aún, si MGM desaparece del mapa… Seria licito cobrar unos derechos de propiedad aun cuando la empresa ya no existe? O pasarán a ser de libre distribución?

  7. me da algo de nostalgia, recuerdo cuando era niño veía películas que al empezar salía el mítico león rugiendo, me encantaba ese logotipo!

    Por otro lado ojalá esto les sirva de mensaje a esas gigantes casas productoras de cine para que se renueven en lugar de tratar de eliminar las descargas de internet

  8. Y habló el consultor, experto en finanzas y empresario Elías Notario, el que no da asesoría a las grandes corporaciones, y sólo escribe en un blog por puro gusto.

      1. ¿Te pagan en este blog para defenderlos? así parece o se la estas chupando. No hay otra explicación

  9. Muy tergiversado el artículo. La quiebra de MGM no tiene nada que ver con las descargas ilegales, pero tampoco habría podido evitar la quiebra gracias a un nuevo modelo de negocios electrónico.

    Ni lo uno ni lo otro.

    ¡Saludos!