Dicen por ahí que no eres una celebridad si no te han matado en Twitter. Ahora ha sido el turno de DJ Tiësto, cuya supuesta muerte corrió como reguero de pólvora en la red social ayer por la tarde. Como siempre, estos anuncios de fallecimientos de famosos siguen una dinámica bien definida: alguien desata el rumor (conciente o inconscientemente), y conforme aumenta el número de respuestas y retweets, la incertidumbre se desata.

Una vez que el rumor ha tomado algo de fuerza, comienzan las dudas. "¿Es verdad que Fulanito está muerto?", publican los usuarios en busca de respuesta. En este sentido, los trending topics han venido a potenciar el fenómeno. Basta con que el rumor se cuele dentro de la lista de tópicos destacados de algún país para que la nota explosione. Entonces sí, durante un periodo corto pero intenso, la tweetósfera hace suficiente alharaca como para llamar la atención de esos medios que, acostumbrados a pescar información sin mayor esfuerzos, replican la noticia sin corroborarla. El resultado: horas después, el artista en cuestión se entera que lo han matado en Twitter, y fúrico, sale a decir a los cuatro vientos que está vivito y coleando.

La velocidad con la que se propaga la información es una arma de dos filos. Del mismo modo en que el mundo se enteró de la muerte de Michael Jackson, también se inventó el fallecimiento de Jeff Goldblum el mismo día. ¡Y los ejemplos nos sobran! La credibilidad de la red social depende única y enteramente del criterio de las personas que deciden republicar una noticia.

Recuerda que no es lo mismo informar primero que informar bien. Así que recuerda que cada que haces un RT sin pensar, sin consultar y sin corroborar un rumor, Twitter mata a una celebridad. Eso sí, yo siento que los publirrelacionistas ya se tardaron un poco en descubrir que una muerte por retweets puede ser un excelente método para revivir carreras artísticas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.