Hace tiempo que se sabe que Microsoft ya está trabajando en su siguiente sistema operativo y ya hemos tenido los primeros detalles de lo que podría traer Windows 8. En abril Microsoft envió a sus socios unas diapositivas con algunas de las cosas que va a traer su nuevo sistema operativo, donde lo más destacable de estas es la llegada de Windows Store, un sistema para distribuir las aplicaciones de terceros similar a las que tenemos actualmente en los dispositivos móviles.

No es la primera vez que Microsoft tiene un sistema de este tipo, ya lo intentó en el pasado con Windows Marketplace, que estaba limitado sólo a Estados Unidos y no tuvo mucho éxito, hasta que decidieron echar el cierre en agosto del año pasado. Este sistema no funciono por que la gente no estaba acostumbrado a hacer uso, además de que la empresa de Redmond cometió algunos errores y no lo promociono lo suficiente ni lo integró correctamente con su sistema operativo, principales causas del poco éxito.

Con este nuevo intento parece que las cosas van a ir mejor. Principalmente por que la gente ya tiene una idea de cómo funciona este tipo de sistemas y porque con las otras stores Microsoft ha adquirido suficiente experiencia para saber como hacer las cosas en este momento. Es un sistema que ha gustado a sus socios, lo cual es realmente importante ya que si tienes una tienda de aplicaciones sin estas, no va a ningún sitio. Windows Store tiene ese mejor planteamiento que le puede hacer funcionar mejor, al usuario le permitirá descubrir de forma rápida aplicaciones, los desarrolladores se aseguran que su aplicación podrá ser vista de primera mano por los usuarios entre las aplicaciones que pasen el filtro de calidad de Microsoft y además el sistema les permitiría gestionar las cuentas y actualizaciones del software.

Esta claro que este tipo de sistemas funcionan muy bien en los dispositivos móviles, ¿pero lo harán en sistemas operativos tradicionales? Lo primero que se me ocurre es que tendrá que luchar con muchas páginas web de descarga de software (cómo CNET o Softonic) y sobre todo con las costumbres de los usuarios, que además de estas web pueden estar acostumbrados a descargar aplicaciones en otras páginas web donde además tienen disponible software pirata.

Quizá esto último sea lo más difícil de cambiar, pero cambiar las costumbres de los usuarios y superar a páginas web de descarga de programas podría ser una tarea relativamente asequible para Microsoft, principalmente depende del nivel de integración que tenga Windows Store con el sistema operativo, lo atractivo y sencillo que sea para el usuario usarla, por el momento parece que tendrá una buena integración, queda por ver si tiene un valor añadido para los usuarios. ¿Crees que este sistema tendrá tanto éxito como en los dispositivos móviles?

Via: Bitelia | Imagen: NeoWin