Hace un par de días fue noticia un _bug_ de Twitter que de lo simple que era, nos costó creer que se les haya escapado una cosa así. Para los que se perdieron el drama, básicamente cualquier usuario podía forzar a otro a que lo siga con solo poner accept nombre-de-usuario. Esto derivó en Twitter frenando la posibilidad de seguir a otros durante un rato, y mientras eso duró, todos estaban con sus números de seguidores y seguidos en cero.

Pero la curiosidad del día se refiere a lo que pasó cuando el _bug_ se hizo conocido, momento en el que más de 6000 usuarios intentaron aprovecharlo. Pero ¿a quiénes eligieron para ser seguidos?

La más codiciada fue –sin sorpresas– Oprah, a quien más de 700 usuarios trataron de forzarla a que los siga. En segundo lugar, la excéntrica Lady GaGa, seguida por el amado-por-las-púberes Justin Bieber. La tendencia fue claramente hacia las celebridades, y solo aparecieron otros tipos de personalidades relevantes en el puesto número 7 con Bill Gates, y el 13 con Barack Obama.

De todas formas, 6000 usuarios tratando de aprovechar (sin demasiado éxito) ese _bug_ no es nada en comparación a los millones que hay. Aún así, también es destacable la velocidad con la que reaccionó Twitter para resolverlo.

Quizás la pregunta más interesante es ¿qué lleva a un usuario a querer forzar a otro a seguirlo? Para algunos será ganas de comunicarse con su ídolo, para otros simple diversión, o quizás una necesidad de sentirse importantes. ¿Qué les parece a ustedes?

Vía: The Next Web

Participa en la conversación

3 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario