Elon Musk asegura estar "todavía comprometido con la adquisición" de Twitter, después de confirmar que ha suspendido temporalmente la compra, acordada por 44.000 millones de dólares, al menos, hasta que la compañía ofrezca detalles que garanticen que las cuentas falsas activas en la red social apenas representan un 5% de los usuarios, tal y como la propia compañía declaró hace unos días (vía Reuters).

Si bien uno de los principales cambios de Elon Musk para Twitter era terminar con los bots y las cuentas falsas en la plataforma, el magnate también tenía la intención de convertir la red social en un lugar donde primara la "libertad de expresión", independientemente de lo polémicas que puedan ser las opiniones de los usuarios. Además de otros cambios importantes. Entonces, ¿por qué ha suspendido realmente la compra? Musk no ha dado muchos detalles al respeto, pero hay una serie de motivos por los que podría haber tomado una decisión.

Uno de ellos, y el descartado al conocer el nuevo tweet, es su arrepentimiento por adquirir Twitter. Musk ha asegurado que se mantiene comprometido con la compra, así que, pese a que actualmente está suspendida, todo apunta a que continuará con las conversaciones con inversores y bancos con el fin de conseguir financiación. El acuerdo de Twitter, además, cuenta con una cláusula que indica que Musk debería pagar 1.000 millones de dólares en caso de que renuncie a la compra o consiga financiación suficiente.

Pausar el acuerdo podría llevar a Elon Musk a comprar Twitter a un menor precio

Rebajar el precio de la compra de Twitter podría ser otro de los motivos por los que Elon Musk ha decidido suspender temporalmente el acuerdo. La compra, recordemos, se estableció en 44.0000 millones de dólares, una cantidad que ha llevado al magnate a negociar con inversores y a prometer algunos cambios polémicos en la plataforma con el objetivo de hacerla rentable. Entre ellos, la posibilidad de recortar en personal o incluir servicios de pago en la plataforma.

No obstante, Elon Musk lleva semanas asegurando que su principal objetivo en Twitter es hacer desaparecer las cuentas falsas que circulan por la plataforma. Si bien no hay detalles sobre si Musk tenía una estimación concreta cuando negoció el acuerdo con la compañía, Twitter asegura que durante el primer trimestre del año apenas representaban el 5 % de las cuentas activas y monetizables de la plataforma.

De confirmarse que en Twitter menos del 5 % de las cuentas son spam, Elon Musk podría tener la oportunidad de cambiar las condiciones y rectificar al precio a la baja. Haciendo, por lo tanto, que adquirir Twitter le salga más barato.

Las acciones de Tesla también tendrían algo que ver

La suspensión temporal del acuerdo también podría ser una estrategia para evitar que las acciones de Tesla se resientan. Musk, además, utilizó las acciones de su compañía de movilidad eléctrica como aval para conseguir suficiente financiación y así poder adquirir la plataforma. Por lo tanto, no contar con suficiente apoyo podría suponer una importante pérdida millonaria para Tesla.

De hecho, y según comenta Bloomberg, el sudafricano continúa conversando con inversores para conseguir más financiación y, por lo tanto, prescindir del préstamo de margen de Tesla.