Esta imagen de Katy Perry es sólo el inicio. La cantante pop ha salido a la pasarela de un evento en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York con un vestido deslumbrante. Literal: la prenda que lució Perry en la gala --- diseñada por la marca CuteCircuit--- está compuesta de LEDs (diodos emisores de luz).

La tecnología incoporada en la ropa es uno de los Santos Griales que persiguen tanto la comunidad científica como la industria de la moda. No es la primera vez que se incopora este tipo de tecnología en las prendas (sitios como ThinkGeek las comercializan hace tiempo), pero los diseñadores y artistas comienzan a ponerles el ojo encima. Conforme avanza el desarrollo de estos artículos, la idea de la ropa tecnológica se hace más y más fuerte.

Por ejemplo, los avances en nanotubos de carbón apuntan al desarrollo de prendas que sea capaces de funcionar como **baterías*. Otro desarrollo importante ha sido la creación de playeras para ciclistas que permiten encender luces direccionales en la espalda, facilitando a los conductores la interacción con estos vehículos en las ciudades.

Aunque la ropa con diodos de luz incoporados comienza a llamar la atención, aún queda la duda sobre cuán ecológicas serían las prendas de este tipo. Como siempre, la tecnología está ahí: será cuestión de tiempo para ver si se convierte en un artículo frívolo para desplegarse en las altas pasarelas, o si se aprovecha ---como en el caso de los jerseys de seguridad para ciclistas--- para algún fin que trascienda su valor puramente estético.