Yo de vosotros me iría preparando para tener tablets hasta en la sopa porque después de las 2 millones de unidades vendidas del iPad en menos de dos meses Asus ha lanzado su propia serie de tablets, los Eee Pad (¿a nadie le suena el nombre?) y todo apunta a que no va a ser la última novedad que veamos en este campo.

Si prácticamente fueron ellos los que desataron a su vez la fiebre de de los netbooks con el Eee ahora parece que siguen la estela de Apple y tras el increíble éxito cosechado con el iPad también se disponen a dar su pequeño paso en la misma dirección. Las prestaciones de los dos modelos presentados hasta la fecha, el EP101TC y el EP121, presentan unas características de hardware nada desdeñabe montan un Intel Core 2 Duo CULV, con pantallas de 10 y 12 pulgadas respectivamente, 12'2 milímetros de grosor y un peso de 672 gramos, además de una batería de aproximadamente 10 horas.

Y digo características de hardware porque en las de software a mí con que me digan que lleva Windows 7 apaga y vámonos. Antes de que se lancen hordas contras mí tachándome de Apple fanboy sólo diré que me gusta Windows 7, de hecho estoy escribiendo desde uno en estos momentos, simplemente no me parece un SO adecuado para un dispositivo tipo tablet, eso es todo. Es curioso porque si los netbooks encontraron un mercado completamente nuevo y distinto a lo que veníamos acostumbrado, parte del éxito del Eee fue por eso, con los tablets pasa exactacmente lo mismo. El iPad no es un ordenador, ni un netbook, ni un 'iPod Touch grande', es... algo nuevo, simple y llanamente.

Y para ese algo nuevo orientado a unas funciones y a unos usos muy específicos creo que hace falta un SO totalmente orientado a ello, requisito que Windows no cumple. Si HP, tras la compra de Palm por ejemplo, apunta a sacar un Slate con WebOS, como se venía rumoreando, entonces sí creo que podríamos estar ante algo interesantísimo, sobre todo por las diferencias y rivalidades que presentará frente al omnipresente iPad, esperemos que ese día no quede lejos.

Via: Gizmologia | Foto: Slashgear