Ayer a las 00:00 un twitt de Pablo Soto, creador de míticos programas P2P como Blubster o Piolet, desvelaba un nuevo proyecto, Foofind. ¿Qué es Foofind? Se trata de un simple, liviano y sencillo buscador de enlaces a todo tipo de archivos, incluidos P2P, torrent o canciones de sitios como Jamendo.

La principal diferencia entre este y tantos otros buscadores que indexan archivos alojados en Rapidshare o Megaupload, por ejemplo, es que permite seleccionar cómodamente las redes en las que queremos buscar (eMule, Magnet, BitTorrent, FTP y Web) y los tipos de archivos que deseamos, ya sean fotos, vídeos... etc. A falta de probarlo de manera un poco más intensiva, a priori los resultados son bastante buenos y precisos. La otra y principal diferencia es que Foofind no tiene publicidad, ni planea tenerla a corto o medio plazo, según palabras del mismo Pablo.

El año pasado Promusicae, en conjunción con las principales discográficas, le reclamaba sin vergüenza ninguna 13 millones de euros, en base a un supuesto cálculo sobre las canciones que los usuarios se habrían descargado con sus programas. Confundiendo al creador con la tecnología y al uso con el usuario, la sentencia del juicio todavía continúa pendiente.

Los algoritmos de Foofind se basan, aparte de los enlaces y los términos de búsqueda, en la popularidad del contenido. La licencia del código es GPL, lo que permite su libre distribución y modificación, aunque no sucede lo mismo con el software usado para encontrar los archivos, que todavía no tiene una licencia abierta. Según su creador podría llegar a indexar hasta 32 millones de enlaces, de momento lleva 8'5 y encuentran entre 1 y 2 diariamente.

Del mismo modo, incluye un sencillo algoritmo que permite identificar los archivos protegidos con derechos de autor, y los mismos autores pueden pedir que sus contenidos sean retirados en el caso de que aparezcan, esta petición llegará a los responsables del buscador que evaluarán si procede o no eliminarlo de los resultados.

Dejando a un lado la utilidad de Foofind, sus características técnicas, incluso su buen o mal funcionamiento, lo importante de este nuevo buscador es otro icono de la libertad de una red que es libre por definición propia, por muchas leyes, por mucho amiguismo político remunerado y por muchos intereses externos que intenten someterla.

Vía: Público