Pirata

Sabemos que los juicios a las personas que descargan música por parte de las discográficas o las asociaciones anti-piratería que las representan pueden ser de lo más descabellados ellos no dejan de impresionarnos y siempre logran dar un pasito más allá.

Esta vez un grupo de compañías enjuició en Alemania a una madre (no se dio el nombre) por haber descargado aproximadamente unas mil canciones y si bien es la propietaria de la conexión aseguró que no sabe manejarse en internet y que ella no descargó nada pero sugirió que sus hijos podrían haberlo hecho.

Aún así las compañías que la enjuiciaron pidieron que se declare a la mujer Mitstörer que significa que aunque la mujer no haya tenido relación con el delito se la declare culpable por no haber hecho nada para frenar a sus hijos.

La corte decidió que aunque la mujer no descargó ningún tema e incluso le había prohibido el uso de las redes P2P para descargar música (o al menos eso declaró) también debe controlar que sus hijos cumplan con sus pedidos y tomar medidas al respecto.

Finalmente fue declarada culpable y tendrá que pagar una multa de 50 euros por canción (50 mil euros en total). Obviamente este precio se lo puso la corte porque sabemos que por mil canciones una discográfica hubiera pedido unos cuantos millones.