Días atrás apareció un video en YouTube donde una persona llamaba a uno de estos shows y contestaba correctamente las dos preguntas para ganarse 60.000€ (90.335 dólares). Después de que la conductora dudara, se pusiera nerviosa y mintiera en cámara, se sacó el problema encima de la peor forma posible, causando un verdadero aluvión de comentarios en diferentes blogs, menéame, Twitter y en el mismo YouTube.

A partir de eso en el programa Se Lo Que Hicisteis comprueban, una vez más, que el tema de los call TV es un timo, una estafa, por si a alguien aún le quedaba duda.

Dos shows distintos, misma fórmula matemática, pero al final dos resultados distintos que nada tienen que ver con la verdadera respuesta correcta.

¿La mejor forma de acabar con este tipo de timos en la televisión? denunciándolos, no verlos por ningún motivo, por supuesto: no llamar jamás pero por sobre todo: educar a quienes tengamos cerca y sean propensos a participar en estos "concursos" que realmente son formas de robarle el dinero a las personas actuando en zonas legales grises.

¿Cómo funcionan?

Una o un presentador aparece en las madrugadas haciendo preguntas extremadamente sencillas, todas las personas que llaman no consiguen dar con el premio. ¿Qué pasa? ¿¿por qué?? -- resulta que muchas de las llamadas que se reciben no son reales, son personas de la producción que simulan llevarse los premios más altos. Las llamadas reales se les da valores bajos, disminuyendo drásticamente los gastos, pero aumentando de forma importante las ganancias,

¿ganancias? sí, por medio de las personas que llaman a números 806 quienes pagan entre 1€ y 2€ el minuto. Estas personas pueden estar esperando hasta 30 minutos. También hay rumores que al llamar las centralillas ponen un sonido de "teléfono ocupado" pregrabado de tal forma que el usuario lo escucha, corta y vuelve a llamar, unas 5 o 6 veces, entonces cada llamada como entra, aunque pareciera que no, le es cobrado el primer minuto del coste de la llamada.