Y adelantándose a la tecnología que probablemente utilizarán mañana todas las bibliotecas y universidades del mundo, la Academia Cushing en Estados Unidos comenzará a eliminar todos los libros que posean para pasarlos al formato digital.

La academia posee nada menos que 20 mil libros y todos ellos serán convertidos para poder ser utilizados en lectores electrónicos o dispositivos portátiles.

El instituto se gastará medio millón de dólares para construir un centro de enseñanza donde habrá 18 lectores digitales de Amazon y Sony (¡¿18?! Me parece que necesitan unas cuantas decenas más) que les permitirá a sus estudiantes tener acceso a todos los libros de su catálogo a través de la red.

Lógicamente muchas personas salieron a criticar la iniciativa y aseguraron que los estudiantes no van a poder concentrarse por culpa de la mensajería instantánea, el correo electrónico o cualquier otro tipo de distracción que tendrá en su laptop. Sea como sea, si esto sucede no será más que culpa de la persona en cuestión. Si alguien quiere ser productivo y pretende ponerse a estudiar, cerrará el MSN, TweetDeck y el mail para poder hacerlo correctamente. No es culpa de la tecnología.

Aunque también soy un poco nostálgico y pienso como Liz Vezina, bibliotecaria de la academia desde hace 17 años:

Me pone triste. Los voy a echar de menos. Amo los libros. He crecido con ellos y hay algo que se pierde cuando son virtuales. Hay una parte sensual en ellos, el olor, el tacto, la fisicidad del libro es algo muy especial.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.