sinde

Como recordarán a principios del mes pasado, la Asociación de Internautas (AI) interpuso denuncia ante la Oficina de Conflictos e Intereses contra la Ministra de Cultura española Ágeles González-Sinde en la que se defendía la obligación de esta última a inhibirse de su cargo.

Pues bien, dicha Oficina ya se pronunció sobre el caso y como era de esperar rechazó la demanda de plano desmontando los principales puntos de la misma mediante el uso de dudosos argumentos. Por otro lado la AI les responde con argumentación que tira por tierra lo que en la resolución aparece. Resumiendo, AI lo que intenta demostrar en la denuncia es la existencia de conflicto de intereses, pero los de la Oficina de Conflictos (órgano que depende de la Presidencia del Gobierno) se dedican a contestarles como si lo que denunciaran fuera prevaricación u otros delitos que para probarlos requieren de unas pruebas que no se aportan en la denuncia (lógicamente).

Esto, aunque previsible, sigue siendo de risa. La Asociación de Internautas proporciona argumentos más que de sobra de por qué Sinde incurre en conflicto de intereses, pero el órgano competente se va por las ramas para finalmente dar carpetazo a la denuncia. Es otro claro ejemplo de como una promesa política se queda en papel mojado, Zapatero fue quien impulsó la ley de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado para “instaurar una nueva forma de gobernar”.

Aunque la Asociación ya anuncia que seguirán pidiendo el cese de Sinde por tener claros intereses que chocan con su cargo de Ministra por otras vías, es prácticamente seguro no llegará a nada real y aún poniéndonos en el supuesto de que algún juez admita a trámite la denuncia, el proceso se alargaría tanto en el tiempo que para cuando tengamos resolución Sinde ya no será Ministra.

👇 Más en Hipertextual