OpenID obtiene un fuerte apoyo e impulso con el recién anunciado soporte de Facebook. Eso significa que desde hoy cualquier usuario con un login de OpenID puede entrar a Facebook y que cualquier cuenta de la red social se convierte automáticamente en una de OpenID.

¿La ventaja? poder usar la cuenta de la red social para entrar a cualquier sitio que soporte login por medio de OpenID, poder registrarte en Facebook usando, por ejemplo, una cuenta de Gmail.

La gran diferencia entre el soporte de Facebook a OpenID comparado con otros grandes jugadores es que puedes entrar a la red social con un login creado con otro proveedor, cosa que no puedes hacer con Google o Microsoft, que soportan el sistema de identificación a medias (en inglés llamado issuing parties).

El éxito de este apoyo vendrá de qué tanto ruido haga Facebook con esta nueva característica. Durante años OpenID no ha sido adoptado de forma masiva por todos los problemas de usabilidad y la falta de garantías con respecto al robo de identidad. La verdad es que suele ser complicado y el hecho que un URL y no un email sea el login confunde a demasiadas personas. De hecho a mí me gusta mucho más el Facebook Connect que irónicamente es un competidor. Aún así en aseguran que creen en la apertura (otra ironía, la red social es cerrada) y por tal motivo deciden adoptar OpenID.

En pruebas realizadas con usuarios que crean una cuenta de Facebook usando su OpenID son más propensos a convertirse en usuarios activos de la red social, porque tardan menos en crear su cuenta o en encontrar a sus amigos. Interesante.