El ejercicio es sumamente sencillo: abres una imagen en formato JPG, la guardas, con una compresión ligeramente mayor pero sin realizarle ninguna modificación. Lo repites 600 veces.

El resultado es el video a continuación:

El autor, David Elliott, ha publicado el código fuente para realizar experimentos en tu propio ordenador. Se necesita Processing.

Vía: Menéame y Abadía Digital