¿Cuál es la forma más diplomática de hacer que los artistas callejeros no pinten las paredes de toda la ciudad? Bueno, bastante simple, les construimos una exclusivamente para que ellos puedan realizar su arte en ella.

¿Pero qué pasa con todos los demás ciudadanos que pagan sus impuestos mes a mes para tener una ciudad limpia y segura? Posiblemente vayas a tener algunas quejas porque no todos estarán contentos con esa pared.

Eso fue exactamente lo que pasó en Wadebridge, Reino Unido, donde el gobierno construyó una pared de 10 metros de largo que costó US$5,200 y que sería inaugurada el 31 de octubre.

Como pueden ver en la fotografía una persona que paga sus impuestos no estaba muy contenta con esta decisión, logró entrar al predio donde estaba la pared y escribir lo que pensaba:

¡Pagué mis impuestos y lo único que obtuve fue esta desastrosa pared!".

Pero parece que no tenía un pequeño detalle en cuenta. Esta pared, según explicó la gente del gobierno, fue construida gracias a la contribución de material de personas de la ciudad. Por esto declararon que es un poco "irónico" y que ahora este hombre tendrá que pagar y no exactamente con dinero, ya que harán todo lo posible para encontrar quién fue esta persona y encerrarlo un tiempo hasta que aprenda que las paredes, no se deben pintar.

Vía: The Sun

👇 Más en Hipertextual