Parece que Google está con ganas de incrementar notablemente sus ingresos y no tiene vergüenza (no debería tenerla, claro) en poner anuncios en todos lados. Primero agregó la posibilidad de comprar canciones o videojuegos a través de YouTube.

Y ahora agregó publicidades al pie de los mapas de Google Maps. El funcionamiento es bastante obvio. Cuando buscas, por ejemplo, hoteles de Nueva York, abajo te aparecerá una listita de los hoteles que tienen arreglo con el buscador.

Esto todavía debe estar en una especie de fase beta (como todo en Google) porque todavía no sale con todos los resultados que busques pero sí aparecen, por ejemplo, en India y Reino Unido.

Lo que explican en TechCrunch (y tienen muchísima razón) es que cuando haces clic sobre la publicidad, en vez de llevarte a la dirección del hotel donde podrías llegar a ir, te lleva a la web. ¿A quién le importa ir a la web si lo que quiero saber es la dirección?

👇 Más en Hipertextual