La situación sería la siguiente: Llegas al trabajo, dejas del emparedado que te preparaste para comer al mediodía y no gastar dinero en comer fuera y, cuando lo vas a buscar para llenarte el estómago, encuentras algunas migajas y la bolsa completamente vacía. Lógicamente no puedes culpar a nadie porque hay decenas de personas y no tienes la menor idea quién tiene la culpa.

Para todas las personas que sufrieron esta calamidad se inventó la bolsa de nailon antirrobos que hará parecer tu emparedad algo asqueroso y completamente podrido.

Vía: Lifehacker