Después de la frustrada compra por parte de NVIDIA, el destino de ARM ha quedado en una suerte de limbo. Softbank, la firma dueña del diseñador de chips británico, dijo que, de caerse la adquisición, prepararía su salida a la bolsa. No obstante, hasta ahora no lo ha concretado. Y Reino Unido se aferra con uñas y dientes a la posibilidad de que la empresa se haga pública y cotice en la Bolsa de Valores de Londres, pese a que el verdadero interés de los japoneses parece estar en Nueva York.

Según Financial Times, Liz Truss, la primera ministra del Reino Unido, se involucrará personalmente en el asunto e intentará convencer a Softbank de que Londres es la mejor opción para ARM. El informe menciona que la jefa de gobierno planea reunirse con altos ejecutivos de la compañía asiática en las próximas semanas, cuando finalice el duelo por el fallecimiento de la Reina Isabel II.

Softbank ya había comenzado a trabajar en la posibilidad de listar a ARM en la Bolsa de Valores de Londres, aunque no de forma exclusiva. La idea era que la empresa cotizara tanto en la capital británica como en Nueva York, en un proceso no muy frecuente y bastante costoso que no solo requiere la realización de dos OPV en simultáneo, sino también la aprobación de los reguladores de Estados Unidos y Reino Unido. Sin embargo, la situación se enfrió tras la renuncia de Boris Johnson.

A menos que Liz Truss logre convencer a la compañía dirigida por Masayoshi Son, el futuro de ARM estaría al otro lado del Océano Atlántico. En febrero pasado, tras caerse la adquisición de NVIDIA, el ejecutivo lo dejó claro. "Creemos que Nasdaq en los Estados Unidos, que está en el centro de la alta tecnología global, sería la más adecuada para cotizar", manifestó. Además, directivos de Softbank apostarían por salir a la bolsa en Nueva York porque allí las tecnológicas suelen obtener una mejor cotización.

¿Por qué Reino Unido insiste con que ARM cotice en la Bolsa de Londres?

CHips 3 nanometros | ARM

La presión de un sector del arco político británico para que ARM se vuelva pública y cotice en la Bolsa de Londres no es nueva. Incluso antes de que se cayera la compra por parte de NVIDIA, algunos miembros del Parlamento ya se habían manifestado al respecto.

Los conservadores Anthony Browne y Damian Green habían sido de los más vocales al respecto. "ARM es una empresa tecnológica británica líder de importancia estratégica nacional y un importante empleador local. Si cotizara en Bolsa debería hacerlo en Londres, en lugar de Nueva York o cualquier otro sitio, para garantizar que sus intereses y los de sus inversores estén alineados con nuestro interés nacional", mencionó el primero.

En tanto que Green dijo: "ARM Holdings es una empresa británica líder en el mundo que debería seguir siendo británica. Tengo muchas esperanzas de que si comienza a cotizar, lo haga en la Bolsa de Londres".

Según Financial Times, si Liz Truss convence a Softbank de salir a la bolsa en el Reino Unido, significará un "voto de confianza" al mercado de valores londinense. Además, permitirá que los inversores locales vuelquen su interés sobre una de las compañías tecnológicas más importantes en la historia británica.

Deja un comentario

Deja tu comentario