La semana pasada les comentábamos acerca de la fantasía dentro de los comerciales del iPhone 3G para promocionar las velocidades de una conexión de datos más rápida.

Aunque las conexiones dependerán sobre todo de la operadora, el hecho que Apple no sea claro en su publicidad es bastante reprobable. Otro de los aspectos que se quejan en el Reino Unido es que el comercial asegura que es posible acceder a todo el internet desde el teléfono, cosa que no es realmente cierta, porque no soporta ni Flash ni Java.

No es la primera vez que un comercial de TV de Apple deja de transmitirse en el Reino Unido. En 2003, uno relacionado con la PowerMac G5 fue prohibido por asegurar que es la máquina más rápida del mundo, algo que la compañía no podía probar.

Enlace: Apple iPhone ad banned over misleading internet claims