Es probable que estos días vuelva (si es que no ha vuelto ya) la eterna discusión sobre la adicción al internet; ayer El País publicó [un artículo](http://www.elpais.com/articulo/sociedad/duermes/ver/Internet/Ve/medico/elpepusoc/20080402elpepisoc_1/Tes) en que se trata el tema y asegura cosas como:

> Si lo primero que hace nada más levantarse por la mañana es encender el ordenador y conectarse a Internet, revisa su correo electrónico cada cinco minutos o pasa más de 30 horas semanales -fuera del uso laboral- enganchado a la Red, tiene usted un problema.

También se habla de clínicas, centros de rehabilitación, se le llama patología e inclusive citan a **Luis Bononato** de **Proyecto Hombre de Cádiz** (un centro de tratamiento de adicciones) que asegura que menciona "fracaso escolar", "baja autoestima", "falta de habilidades sociales", "falta de afectividad", inclusive los compara con consumidores "de otras sustancias".

Como bien [explica **Antonio Delgado**](http://www.caspa.tv/archivos/001173.html), decir que alguien está adicto al internet es como decir que es adicto a la electricidad, a leer el periódico; el problema de todas estas personas es que creen que "el internet" es una actividad cuando es simplemente un medio para hacer toda clase de cosas, que podrían causar (o no) adicción.

**Vaughan Bell** [lo explicaba hace unos meses](http://alt1040.com/2007/08/no-existe-la-adiccion-a-internet/), es necesaria una actividad para que haya adicción, por lo tanto uno puede ser tan adicto a escribir en Twitter como a escribir en una nota de papel. **Antonio Delgado** [también resalta](http://www.caspa.tv/archivos/001173.html):

> Esta supuesta adicción tampoco está catalogado como enfermedad por ninguna institución médica internacional y se da la circunstancia que los que normalmente hablan de adicciones a Internet, son organismos, personas o instituciones que tienen una clínica o empresa dedicada a curarlo.

...como por ejemplo, [Proyecto Hombre de Cádiz](http://ret005rk.eresmas.net/). Sería sumamente interesante leer o ver cuáles son los estudios y pruebas documentadas que respaldan una "adicción al internet".