Está claro que una mayor portabilidad es la tendencia a seguir por los fabricantes de laptops. Hay 2 líneas bien definidas, como la que siguen Apple, Sony o Toshiba; con máquinas de alta gama y con un precio que según el modelo, puede llegar a sobrepasar los 2.000 euros. La otra es la que viene marcando Asus con su Eee PC, que es la elegida por HP para su nueva línea de miniportátiles.

Desde los 317 euros nos podremos hacer en verano -desde finales de mes en EEUU- con un Mini-Note. Las características del ordenador van en la línea que ya conocemos: 1 kilo de peso, pantalla de 8,9 pulgadas y una memoria sólida de 64 Gb Flash de 4 Gb con Suse Linux instalado. Luego hay un modelo con Windows Vista, que incluye un disco duro de 160 Gb, y cuyo precio aumenta hasta los 762 euros -reflexionen sobre la diferencia de precios, por favor-.

Dada la conocida buena fama de HP como fabricante, puede tratarse de una buena opción. Porque por más que ustedes me digan que no hay que llevarse de marcas, la apuesta que hace la marca española Airis por una línea de mini portátiles baratos, a mí no me convence.

Enlace: HP se suma a la moda de los Mini portátiles