Charles Dunstone, CEO de The Carphone Warehous (también conocido como The Phone House en otros países) y dueño de Talk Talk, un proveedor de acceso a internet (ISP) en Reino Unido, hace una excelente demostración de sentido común: decide no acatar amenazas de la British Phonographic Industry (algo así como la SGAE británica) y de paso publica una carta en el web del proveedor, traduzco parte de ella:

Nuestra posición es muy clara, somos los conductores que permiten el acceso a la red, nosotros no controlamos el internet ni controlamos lo que nuestros usuarios hacen en internet. No encuentro ninguna circunstancia en la cual desconectaríamos voluntariamente a un cliente porque un tercero alega que está haciendo algo malo.

Talk Talk ha escrito al BPI y confirma que continuará protegiendo a sus clientes y bajo ninguna circunstancia adoptará un esquema que requiera desconectar usuarios o revelar su información privada.

Más de una empresa, no solo proveedores de acceso a internet, deberían aprender del compromiso con sus usuarios a mantener sus datos privados y de paso a no ceder ante presiones de una industria que simplemente no ha logró adaptarse a los nuevos tiempos.

Enlace: TalkTalk rejects music industry threats and refuses to become 'internet police' | Vía: Enrique Dans

Etiquetado: