En Estados Unidos es muy famosa la costumbre de dar dinero a los candidatos a las primarias y a las elecciones generales. Apoyar a uno u otro, a veces conlleva pasar por caja con una humilde colaboración que servirá para hacer campaña. Es algo así como una ONG a beneficio de una sola persona.

Associated Press acaba de hacer un recuento de cifras y nombres muy conocidos, que han contribuido al proselitismo primario estadounidense. Se destaca sobre todo la relativa impopularidad de la que gozan los republicanos en el mundo del espectáculo, y por tanto, como los demócratas se llevan gran parte de las donaciones que de allí llegan.

En el año 2000, las industrias del cine, televisión y música, aportaron un total de 38,6 millones de dólares a candidatos y partidos, de los cuales, el 64% fue a parar a las arcas demócratas. En las siguientes elecciones, la cantidad aportada fue menor: 33,1 millones, aunque la inútil popularidad de Kerry -o la impopularidad de Bush- hizo que los demócratas se repartieran el 69% de ese pastel.

Ahora bien, ¿quién apoya a quién? Hay casos que casi entran en el tópico, así verán ustedes como Oprah Winfrey, Dennis Haysbert, Will Smith, Chris Rock, Sidney Poitier, Jamie Foxx, Eddie Murphy, Isaiah Washington, Tyra Banks, Morgan Freeman, Halle Berry, Angela Bassett, o Forest Whitaker han donado a Barack Obama, cantidades que oscilan entre los 2.300 y los 4.600 dólares. Aunque también se trasciende en lo racial y otros como George Clooney, Ed Norton, Jennifer Aniston, Zach Braff, John Cleese, Leonard Nimoy o Brooke Shields; también han apoyado al candidato negro.

Otros prefieren apoyar a todo el partido, como Michael Douglas, que aportó a casi todos los candidatos demócratas, los 4.600 dólares máximos que se pueden dar como contribución. Barbra Streisand también donó 2.300 dólares a Obama, Edwards y Clinton, aunque públicamente ha brindado su apoyo a esta última. Tal y como hicieron Steven Spielberg y Rob Reiner.

¿Y quien vende su alma al diablo? Nombres como los de Kelsey Grammer, Adam Sandler y Ben Stein, aparecen en la lista de donativos para Rudy Giuliani -que al parecer no es lo suficientemente solvente-. El explosivo Jerry Bruckheimmer, lo hace en la de John McCain. Eso sí, queda algo muy claro, a pesar de dispararse en el pie haciendo aquel anuncio: Chuck Norris no ha dado ni un centavo a Mike Huckabee.

Enlace: Celeb dollars behind '08 contenders