Amundsen Scott Graciosísima noticia de una pelea entre dos científicos en la estación Amundsen-Scott en el polo sur, según Fogonazos, una de las más aisladas del planeta. Los individuos se dieron a golpes el pasado 23 de diciembre hasta que uno terminó con la mandíbula rota, el motivo es una mujer y mucho alcohol por la fiesta navideña.

La herida fue tan seria que se necesitó un viaje de emergencia, que cuesta 85 mil dólares, un Hercules de la Fuerza Aérea Estadounidense desplazó al experto informático a un hospital de Nueva Zelanda. ¿El otro? despedido, y de regreso en Estados Unidos.

Es que el amor le hace perder la cabeza a todos...

Enlace: Antarctic base staff evacuated after Christmas brawl