¿Será el usuario medio de internet tan mal cocinero como yo? Pues de ser así, hay otra gran parte que trata de aleccionarnos en el gran arte de la cocina. Ya hemos visto las recetas baratas que nos ayudan a preparar los amigos de Bottup y que sirven de mucho a universitarios y a mileuristas. Pero no es la única alternativa culinaria en la red.

En estos días conocí FoodTube, que es un agregador de vídeos de YouTube en los que se preparen determinadas recetas. El sitio permite que te hagas miembro y clasifiques tus vídeos según el tipo de plato y la nacionalidad del mismo. Y es que si había una vertiente porno e incluso una cristiana de la popular plataforma de vídeo, ¿por qué no una de cocina? Eso sí, se echa de menos a Karlos Arguiñano.

Guisando era una buena iniciativa: un podcast -el primero en castellano- con recetas y consejos sobre cocina. Lamentablemente, su última entrega fue en diciembre de 2005 y aleccionaba sobre cómo preparar platos navideños. Por suerte, los 21 podcasts publicados siguen en línea y tienen la virtud de ser información que no se vence con el tiempo. Ahora, continúa su recorrido como un blog de recetas, compartiendo este campo con Recetas de Cocina.

Y los blogs. Hay toda una gran variedad de blogs de cocina en castellano. Los que tienen la mejor información actualizada sobre gastronomía son 2: Directo al paladar y El aderezo; aunque si son ustedes como yo y prefieren irse a un buen restaurante, hay 2 buenas alternativas: 11870 y Cucharete, un blog que repasa y puntúa los mejores sitios para comer en Madrid.

Y sí, esta entrada está escrita para gente que quiere aprender o les gusta cocinar, que no todo son chips y gigas en internet. Otra demostración más de la rica fuente de información que tenemos en la red.