Se conoce bien la fama de rompeplatos que tienen los griegos, así que estas tarjetas de visita le vienen muy bien a un restaurante de comida de aquel país...

Aunque en realidad es poco funcional. No creo que haya tarjeteros que aguanten este volumen. Aunque sí debería estar en la colección de tarjetas de visita curiosas.

Enlace: Marketing arqueológico para un restaurante griego