Ipod-1G Hoy, hace exactamente 5 años Steve Jobs presentaba en a la prensa (algo nada común en la época) un nuevo reproductor digital de audio llamado iPod. Aunque muchos (especialmente los periodistas asistentes) aseguraron que sería un éxito me parece que la mayoría de las publicaciones más respetadas de tecnología lo declaraban un fracaso absoluto; mi favorita es la de Slashdot:

No wireless. Less space than a Nomad. Lame

Por la ocasión Engadget ha hecho un árbol genealógico con casi todas las variaciones del iPod y digo --casi-- todas pues falta el iPod RED. (Vía Microsiervos):

Para recordar viejos y buenos tiempos, la presentación de prensa que mencionaba antes, está disponible en video, por supuesto en YouTube, aunque la hemos mostrado antes aquí, vale la pena repetir y recordar el momento clave en que se cambiaba la historia de Apple, de la industria musical y la manera en que consumimos música.

Un hecho curioso relacionado al evento de presentación es que Steve Jobs escogió (y por ahí dicen que compró) 10 discos para cada uno de los periodistas asistentes, los cuales se obsequiaron junto con un iPod nuevo y una copia de una nueva versión de iTunes que soportaba la sincronización con el nuevo aparato.

El objetivo de Jobs era que los periodistas experimenten por si mismos el rippear a MP3 la música de los CDs que acababan de recibir y posteriormente copiarlos al iPod, para que se dieran cuenta de lo ridiculamente sencillo del proceso (en comparación a la competencia de la época) y conocieran de primer mano la diferencia en velocidad entre el USB 1.0 --que usaban los otros reproductores de la época-- y el FireWire.

¡Ah! y para hacer posible todo esto tenías que tener una Mac, no existió una forma oficial de sincronizar el iPod con una PC hasta casi un año después que se venía una versión para Windows (de hecho tenías que comprar un iPod diferente) y con un software de terceros, pues no existía el iTunes para Windows.