Mountain View será una ciudad Wi-Fi de la mano, nada más y nada menos, que de Google (la empresa tiene sus headquarters en dicha ciudad). De acuerdo a Minnie Ingersoll, esto es parte de un programa comunitario aprobado por el municipio de Mountain View.

Todas las propuestas para cubrir una ciudad (¡o el mundo!) de internet inalámbrico tienen un común denominador: es muy barato. Antes era necesario hacer hoyos por y pasar cables por lugares imposibles, ahora se trata de poner emisores en diferentes puntos y en unos cuantos segundos estar conectado y en línea.