Bryan Dora, dueño de una tienda de mascotas en Michigantown, Indiana en Estados Unidos asegura ver la imagen de Satanás en el caparazón de una tortuga que casualmente es la única sobreviviente de un incendio en Octubre del año pasado.

Para Dora es demasiada coincidencia y según dice puede identificar la boca, ojos, barba, hombros y un par de cuernos. Para añadir un toque de ironía al caso, la tortuga se llama "Lucky". Supuestamente nada de esto aparecía antes del incendio, inclusive el color del caparazón cambió después del incidente.