La Jornada:

A partir del primer día de 2005, los habitantes de esta ciudad serán multados con hasta 30 días de salario mínimo o 36 horas de cárcel si incurren en las siguientes “inmoralidades”: caminar desnudos en el interior de sus casas, se exhiben en público, espían a los vecinos, se manifiestan sin permiso de las autoridades, azuzan a los perros y golpean a alguna persona sin que haya riña de por medio.

El cabildo del municipio de Centro --con cabecera en Villahermosa-- aprobó un nuevo Bando de Policía y Buen Gobierno, cuyo objetivo es: cero tolerancia a las faltas contra la moral.

El reglamento aprobado indica que ninguna persona podrá ingresar o participar en una fiesta o reunión privada sin ser invitado, e incluso multarán a los ciudadanos que se suban a una barda o enrejado con la intención de espiar a los vecinos.

Este reglamento sui generis establece que serán sancionados “quienes propinen una bofetada o puñetazo en público a otra persona, sin que exista riña de por medio, así como las personas que “azucen a perros con cualquier fin”. También serán sancionados los dueños de “cualquier mascota que ensucie o cauce daños y perjuicios en las vías públicas, parques o áreas verdes”.

El regidor perredista Rodrigo Sánchez afirmó que la gente se burla del reglamento. “No tengo idea de cómo se detectará a los desnudos”, subrayó.

La noticia ya recorre el mundo: El Universal, Univisión, Las Últimas Noticias (Chile), El Tiempo (Colombia), Citius64. Esto me recuerda el último capítulo de Seinfeld. Por cierto, fue al PRI a quien se le ocurrió todo esto.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.