La DGT lleva tiempo poniendo en marcha una infraestructura electrónica que permita a los conductores poder hacer todas las gestiones online. Ahora, la Dirección General de Tráfico, ha confirmado que a partir del 1 de noviembre de este año, se acabó enviar las notificaciones y las sanciones por carta, aunque no para todo el mundo.

Desde esa fecha, se dejarán de emitir notificaciones (incluyendo las multas) en papel a todas las personas jurídicas, es decir, a las empresas. Al igual que sucede con muchos trámites de la administración pública, y sobre todo tributaria, las personas jurídicas se pasarán obligatoriamente al sistema online de la DGT.

Esto quiere decir que las notificaciones derivadas de vehículos de empresa llegarán a través del sistema Dirección Electrónica Vía (DEV). Y, por tanto, es obligatorio que las empresas que todavía no estén dadas de alta en dicha plataforma lo hagan antes de la fecha prevista del 1 de noviembre de 2022.

A partir de noviembre, la DGT solo notificará electrónicamente a las empresas

Además, al pasarse totalmente al sistema de notificación electrónica, también se aplica el resto de consideraciones que se tienen en cuenta en la administración digital. Es decir, una vez recibida la notificación habrá un plazo limitado para descargarla antes de que caduque. Fecha en la que se considerará notificada, y empezarán a correr los posibles plazos de sanción. Y si no se hacen caso, puede incluso aplicarse un procedimiento sancionador.

De momento, eso sí, esto no afecta a los conductores particulares, puesto que no están obligados a tener correo electrónico y seguirán recibiendo las notificaciones y las multas en su dirección registrada en la DGT.

No obstante, aunque no seas una persona jurídica (una empresa), es recomendable darse de alta en el sistema. Si activas los avisos de multas de la DGT puedes enterarte al instante y ahorrar dinero al pagar las sanciones en procedimiento voluntario.

El proceso para darte de alta es muy sencillo y solo tienes que seguir los pasos de nuestra guía. Para los particulares solo tienes que descargarte la app oficial de la DGT, conocida como miDGT, identificarte con tus datos personales, con tu certificado digital o con las credenciales cl@ve y listo. Y, de paso, te preparas para ese futuro no tan lejano en el que, probablemente, también las personas físicas dejen de recibir cartas con multas.

Etiquetado:

Deja un comentario

Deja tu comentario