En una demostración de que los geeks pueden ser increiblemente sentimentales con su software además de saber escribir largas porciones de texto sin causar un solo momento de aburrimiento acompañado de algunas risas y de algunos momentos que muchos de nosotros quisiéramos vivir, Cabel Sasser de Panic ha escrito una de las mejores historias MACeras que he leido.

Después de leerla me queda claro que las oportunidades llegan una sola vez y intentar vivir con "todo a la segura" probablemente no te llevará a ningún lado.