De las pocas quejas que tengo de mi Canon EOS 300-D es que el puerto para transferir las fotos de la cámara a la computadora es USB 1; considerando que cada foto mide un poco más de 5mb en modo JPG (en RAW es más del doble), pasar 40 fotos toma entre 8 y 12 minutos.

Necesitaba algo más rápido. Mi laptop no tiene PCMCIA por lo que un lector de tarjetas de este tipo estaba fuera de la jugada, y el resto de aparatitos de este tipo también usan USB 1, por lo cual no tenía mucho por donde elegir.

No se cuanto tiene este lector firewire de tarjetas CompactFlash de Lexar en el mercado pero es la respuesta al problema. Metes el Compact Flash al aparatito el cual lo conectas al puerto firewire y las fotos se bajan muy rápido. Es barato y según he leido en algunas reseñas es muy resistente. Los dueños de cámaras similares a la mía entenderán lo básico que se puede convertir este gadget.

Amazon parece no venderlo, pero se puede comprar directamente de la tienda en línea de Lexar por $49.99.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.