Ya se ha puesto punto y final a todos los rumores que rodeaban el lanzamiento del HTC One. Finalmente, tras varias filtraciones tanto de sus características como de su diseño final, el HTC One ya es oficial, y viene, como se esperaba, dispuesto a convertirse en el nuevo flag-ship de la marca taiwanesa.

HTC One

Lo que más destaca es su cuidado diseño, que en parte recuerda tanto al BlackBerry Z10 como el iPhone 5. Y sin duda, su impresionante pantalla, que no supone ninguna salvajada en cuanto a tamaño (hace tiempo que varios fabricantes estandarizaron las 4’7 pulgadas), pero sí en cuanto a su resolución, y especialmente su densidad de píxeles: 469 ppp, gracias a una resolución Full HD. Probablemente estemos ante la mejor pantalla del mercado a día de hoy, continuando la buena tendencia que demostró seguir HTC con el HTC One X y el HTC One X+, esta vez con el nuevo HTC One. Sus características completas son las siguientes:

  • Pantalla de 4.7″ en FullHD, densidad de 469 ppp
  • Procesador Snapdragon 600 de Qualcomm con 4 núcleos Krait 300 a 1.7Ghz
  • Android 4.1.2, aunque la actualización para 4.2.2 ya está en camino
  • Batería de 2300mAh
  • 2 GB de RAM, como viene siendo habitual
  • Cámara trasera de 13 megapíxeles con tecnología Ultrapíxel
  • Almacenamiento interno de 32 o 64 GB
  • Nueva interfaz Sense
  • Altavoces estéreo
  • Botones capacitivos

Una de las cosas que también llaman mucho la atención es su cámara Ultrapíxel, consistente en la superposición de tres lentes de resolución similar (4,3 megapíxeles aproximadamente), que dan una calidad, según HTC, asombrosa y no vista hasta ahora en un smartphone. Asimismo, HTC también ha querido destacar la calidad de sonido del HTC One. Tras la fuerte apuesta en forma de inversión de 300 millones en la tecnología de audio de Beats, nuevamente HTC deja ver su preocupación por acercarse a la perfección en este aspecto.

Una nueva funcionalidad implementada de forma nativa es la creación de Zoes. ¿Qué son los Zoes? Un nuevo formato de pequeños videoclips, muy similar a lo que hacían otras aplicaciones de terceros, y en particular al recientemente presentado Vine, de Twitter. Eso sí, es un sistema del que HTC es propietario. En él es posible ajustar el contenido dinámico de la imagen / vídeo, al estilo de TimeShift de BlackBerry Z10.