La privacidad en línea, una de las luchas constantes que tienen prácticamente todos los gobiernos para defender al ciudadano y usuario de la vigilancia de las empresas, podría tener un nuevo aliado con Mozilla y su navegador Firefox. La compañía está detrás de un sistema que permitiría al usuario evitar cualquier rastreo o seguimiento en red por parte de terceros.

Mozilla quiere construir un mecanismo en el que Google o Facebook no puedan acceder a nuestras visitas en red. Durante estos días se debate en Estados Unidos la manera de poner fin a estas prácticas, donde a través de las cookies somos objeto de espionaje para, entre otras cosas, dirigir publicidad de terceros. El marco de los estudios viene dado por las presiones que está recibiendo el gobierno de Estados Unidos y las crecientes denuncias. Un debate que se escenifica con la idea de muchas compañías en incorporar las IPP, tecnología de la que ya os hablamos y que se trata de una evolución de las cookies.

Hablamos de un sistema que se incorporaría al software del navegador web y que evitaría el rastreo de datos y visitas. Una paradoja, ya que Mozilla descartó hace unos meses una herramienta ya construida que limitaba el rastreo de terceros, seguramente presionada en ese momento por compañías de publicidad. Este nuevo sistema se implementaría de tal forma que el usuario recibiría un mensaje a través del navegador con la opción de «no rastrear», pudiendo elegir.

El principal problema con el que se encontraría este nuevo sistema serían los propios proveedores y su capacidad de negociar/voluntad. Mientras no haya Ley que determine el uso por parte de las compañías anunciantes no podrá haber acuerdo. No existe legislación que obligue a las compañías que rastrean a añadir una opción de «no rastreo».

Una medida de presión que me parece muy interesante de implantar en España, la han creado estos días en Estados Unidos. La web Aboutads permite al usuario eliminarse de hasta 58 compañías de rastreo con un click. Aunque sea testimonial, la web añade presión para que se llegue a legislar. Mientras, gigantes como Microsoft o Google y Apple con Safari esperan a que exista un servicio consensuado para tomar o no partido.

En España, durante la mañana, la Protección de Datos alertaba en el Congreso sobre las actuaciones de Google y Facebook. Artemi Rallo, director de AEPD, comentaba al respecto que:

Grandes empresas de Internet como Google o Facebook han cruzado varias líneas rojas en cuanto a los derechos de privacidad de millones de usuarios. Existen casos registrados de abuso en los últimos meses como el de Street View o la red social Buzz de Google, que incorporó sin consentimiento a los usuarios de Gmail como participantes de esa nueva red social, y les asignó como ‘seguidores’ a personas con las que mantenían correspondencia más frecuentemente a través del correo electrónico. Todo ello sin informarles adecuadamente.

Como vemos, estos días todo se junta un poco. Personalmente creo que nos encontramos en un momento álgido para discernir los límites actuales en la red entre usuario y compañías. La privacidad, el rastreo, el uso de datos o la posición de favoritismo entre los proveedores para las «gigantes» frente al pequeño son hoy, más que nunca, un espacio de amplio debate. Tanto Firefox como el resto de navegadores deberían potenciar este tipo de herramientas anti-rastreo con las que sentirnos un poco más seguros.

Vía: Daily Mail