La seguridad online ha evolucionado a medida que lo hacía internet. Al principio, el pilar para proteger tu ordenador era el antivirus. Luego se popularizó el cortafuegos. Y, en la actualidad, la herramienta estrella para mantener a salvo seguridad y privacidad online es la VPN. Acrónimo de Red Privada Virtual, una VPN hace de intermediario entre tus dispositivos conectados e internet. A la oferta disponible se une Mozilla VPN, el servicio de seguridad de Mozilla, los responsables de Firefox.

Lanzado en septiembre de 2019 en fase beta bajo el nombre de Firefox Private Network y renombrado como Mozilla VPN en su lanzamiento oficial en julio de 2020, Mozilla VPN es la respuesta de la Fundación Mozilla para proteger al usuario medio mientras accede a internet desde su smartphone, tablet u ordenador. Y es que cuando abres una página web o abres una aplicación, en ocasiones estás dando más datos de los que tú crees. Eso para empezar.

La tecnología VPN permite acceder a internet de forma anónima. Solo dejarás el rastro que quieras dejar, si decides rellenar formularios o dejar constancia de cierta información. Todo lo que pueda saber internet de tu dispositivo conectado estará protegido por la VPN, que se interpone entre tú e internet. Así, si un servidor pregunta por tu ubicación, le dará la ubicación del servidor VPN en vez de tu localización real.

Las ventajas de usar VPN

Aunque la tecnología VPN lleva mucho tiempo entre nosotros, todavía sigue siendo una desconocida en ciertos ámbitos. Con todo, las firmas de seguridad empiezan a anunciarse en medios de comunicación promocionando su propia VPN como producto estrella para proteger tu privacidad.

Su popularidad creciente se debe, por un lado, por la necesidad de salvaguardar nuestra privacidad cuando accedemos a internet desde nuestros smartphones o desde redes WiFi públicas. Y, en consecuencia, han proliferado empresas y servicios VPN para todos los gustos. Por su parte, Mozilla ha decidido contribuir con Mozilla VPN, su propia VPN.

Si te conectas a internet con una VPN, páginas como la de la imagen detectan la ubicación del servidor VPN, no de tu ordenador o dispositivo

Entre las ventajas de usar una VPN tenemos la protección de nuestra identidad. Como decía antes, por defecto, al acceder a un servicio de internet, éste es capaz de saber desde qué ordenador accedes, tu navegador, sistema operativo y ubicación. Con una Red Privada Virtual, nada de eso está a disposición de internet. En su lugar, obtendrán la información que les facilite la VPN, que puede estar en otro país y ciudad.

Esto resulta de gran utilidad para evitar que tus mensajes o correos electrónicos caigan en malas manos. O que tus datos bancarios o de compra sean intervenidos si haces compras empleando una WiFi pública. Seguridad y privacidad a salvo.

Más ventajas de usar VPN. Acceder a contenido que está prohibido o bloqueado en tu país o allí donde viajes, por motivos legales o políticos. No todos los países permiten acceder a internet con total libertad.

Y, por último, si tienes interés por acceder a medios de comunicación o servicios de tu país bloqueados en el extranjero, gracias a la Red Privada Virtual podrás hacerlo como si estuvieras allí.

¿Qué ofrece Mozilla VPN?

Ahora que ya sabemos lo que es una VPN y sus muchas ventajas, toca la pregunta de rigor. ¿Merece la pena usar Mozilla VPN como VPN por defecto? ¿Qué nos ofrece y a qué precio?

Mozilla VPN es un servicio VPN de pago. Lanzado en julio de 2020 en Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Malasia, Singapur y Nueva Zelanda, dio también el salto a Alemania y Francia en abril de este año. Y desde julio, también podrás usarlo en España, Austria, Suiza, Bélgica e Italia.

Disponible para Windows, Mac, Linux, Android y iOS (iPhone, iPad), Mozilla VPN permite acceder a servidores VPN de más de 30 países y más de 50 ciudades repartidos por América, Europa, Asia y Oceanía. En algunos países, solo hay una ciudad a elegir, que suele ser la capital. Otros más populares como Alemania, Reino Unido o Suecia, hay varias ciudades a elegir. Y si necesitas conectarte desde un servidor VPN de Estados Unidos, la elección ofrece una extensa lista de ciudades repartidas por diferentes estados.

Su funcionamiento es muy simple. Descargas el instalador en tu plataforma, lo instalas, te das de alta en el servicio creando una cuenta de Mozilla y, finalmente, inicias sesión. Desde la aplicación podrás activar y desactivar la VPN cuando lo necesites. Una vez eliges un servidor, aparece en el historial para que accedas de nuevo más rápido.

Decía que Mozilla VPN es de pago. Como es habitual en otros servicios VPN, puedes contratar sus servicios mediante una suscripción que puede ser mensual o anual. Si pagas mensualmente, cuesta 9’99€ al mes. Si lo contratas por seis meses, el precio baja a los 6’99€ mensuales. Y si te decantas por la suscripción anual, el precio baja hasta los 4’99€ al mes. Por ese precio, tendrás acceso a Mozilla VPN en hasta 5 dispositivos a la vez. Vamos, que si optas por la suscripción anual, cada dispositivo estará protegido al precio de un euro al mes.

Qué más necesitas saber

Para ofrecer este servicio de VPN, Mozilla emplea la tecnología de Mullvad, un proveedor de VPN con sede en Suecia y cuyo software es de código abierto. A nivel técnico, Mozilla VPN emplea el protocolo WireGuard, que promete conexiones rápidas y seguras. Precisamente, en este sentido, la VPN de Mozilla se comporta muy bien.

Está muy bien eso de acceder a páginas web desde el anonimato o evitar bloqueos geográficos. Sin embargo, de nada sirve eso si la velocidad de la conexión se resiente. Tras probar dos servidores, uno en Alemania y otro en Estados Unidos, he obtenido unos datos de velocidad idénticos a los que obtendría si realizase la prueba con la Red Privada Virtual desactivada. Mi conexión de fibra óptica es de 300 Mbps. La velocidad obtenida conectado a la VPN en Nueva York fue de 260 Mbps. Y de 290 Mbps en Frankfurt.

Si hablamos de latencia, los resultados son los habituales al acceder a servidores europeos o norteamericanos. Al usar un servidor alemán, la latencia se mueve entre los 25 ms y los 48 ms. En estos casos, la franja de latencia se suele mover entre 30 y 80 ms. Al acceder a internet desde Estados Unidos, la latencia en mi prueba era de entre 61 y 124 ms, frente a los datos habituales que suelen estar entre 120 y 200 ms.

En resumen, Mozilla VPN es un servicio VPN a la altura de las circunstancias. Rápido, seguro, fácil de usar y muy económico, con esta herramienta aumentarás tu seguridad y privacidad estés donde estés. Y con la garantía de Mozilla, una fundación sin ánimo de lucro que lleva más de 20 años trabajando en mejorar internet y en hacerla más segura para el usuario. Encontrarás más información en su página oficial.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.