Twitter ha confirmado su intención de levantar una de las prohibiciones que impulsó Jack Dorsey, quien fue CEO de la compañía, en 2019. La plataforma, según ha revelado TechCrunch, volverá a permitir los anuncios políticos como una aparente estrategia para potenciar sus ingresos después de que muchos anunciantes decidieran suspender la distribución de publicidad tras la llegada de Elon Musk.

La distribución de anuncios relacionados con campañas electorales o política en general, reiteramos, se prohibió en Twitter en 2019. Dorsey, fundador de la plataforma y quien era el máximo responsable de la compañía en ese momento, subrayó que la publicidad “tiene implicaciones peligrosas en la política”, pues los partidos estarían pagando “para que el mensaje obtenga más alcance de forma artificial”.

Los anuncios políticos en Twitter, sin embargo, pueden ser una muy buena fuente de ingresos para la compañía. Sobre todo, teniendo en cuenta que el próximo año se celebran elecciones en Estados Unidos. Por ende, muchos partidos invierten grandes sumas de dinero con el objetivo de promocionar su programa electoral y ganar más votos. La empresa con sede en San Francisco, además, ha notado como las ganancias en cuanto a publicidad han ido en descenso desde que Elon Musk es dueño.

Muchos anunciantes han decidido retirar sus anuncios ante la preocupación de que Twitter se convierta en un lugar en el que reine el discurso de odio y la desinformación. Musk, incluso, llegó a acusar a Apple por retirar su publicidad temporalmente. El magnate llegó a decir que la empresa de Cupertino estaba en contra de la “libertad de expresión en Estados Unidos”.

Twitter también cambia la forma en la que se muestran los anuncios de causas

Twitter Elon Musk

Además de permitir anuncios políticos, Twitter también está levantando algunas prohibiciones en cuanto a distribución de publicidad que aplicaron hace unos años, cuando Jack Dorsey estaba a los mandos de la compañía. Hasta ahora, los anuncios basados en la causa o aquellos relacionados con igualdad, cambio climático, etc., no podían aplicar limitaciones geográficas. La nueva normativa de anuncios, sin embargo, elimina esta prohibición. Twitter, eso sí, asegura que comprobarán que el enfoque de la publicidad que se vaya a distribuir proteja a las personas.

Elon Musk, recordemos, también tiene en mente otras vías de ingresos en Twitter. Entre ellas, Twitter Blue, la suscripción mensual de 8 dólares al mes que, entre otras ventajas, permite a los usuarios verificar su perfil. Este servicio, además, tendrá próximamente un plan sin anuncios que, por supuesto, tendrá un precio superior.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario