Tras días de incertidumbre y un anuncio a medias, Twitter actualizó sus términos de uso y confirmó que no permitirá clientes de terceros. La empresa modificó de manera silenciosa el Acuerdo de Desarrollador, un contrato que establece lo que puede y no puede hacerse con la API. El documento ahora incluye una cláusula que prohíbe la creación de productos similares a la aplicación oficial.

La actualización se encuentra en el inciso A de Ingeniería inversa y otras restricciones, que pertenece a la sección Restricciones en el uso de los materiales con licencia. En ella se establece que no está permitido usar o acceder a los materiales con licencia para crear o intentar crear un servicio o producto sustituto o similar a las Aplicaciones de Twitter.

La compañía confirmó ayer que el bloqueo a los clientes de terceros se debía a que hacía cumplir sus reglas de la API que existen desde hace mucho tiempo. En efecto, los términos existen desde hace años, no obstante, Tweetbot, Twitterrific y otras aplicaciones estaban permitidas. La versión que regía en el momento de publicar el tweet no contenía la nueva cláusula, como lo demuestra una copia almacenada en Wayback Machine.

Twitterrific retira sus aplicaciones y carga contra Twitter

La restricción entra en vigor a partir de hoy, por lo que todos los clientes dejarán de operar. Al momento de redactar esta nota, solo Twitterrific ha anunciado el fin de su servicio. Una publicación en el blog de Iconfactory comunica que las aplicaciones para iOS y macOS fueron retiradas de la App Store. La empresa también carga contra Twitter por la forma lamentable como se dieron las cosas.

Lamentamos decir que la desaparición repentina e indigna de la aplicación se debe a un cambio de política no anunciado e indocumentado por parte de un Twitter cada vez más caprichoso, un Twitter que ya no reconocemos como confiable ni con el que queremos trabajar más

Twitterrific 

La empresa advierte que la pérdida de ingresos por Twitterrific perjudicará seriamente el negocio, y que los miles de reembolsos serán devastadores para una compañía de su calibre. Craig Hockenberry, director de Iconfactory, fue directo a la yugular de «Space Karen» (Elon Musk).

Lo que me molesta del último día de Twitterrific es que no fue digno. No hubo aviso previo para sus creadores, los clientes recibieron un error extraño y nadie explicó qué estaba pasando. No tuvimos oportunidad de agradecer a los clientes que estuvieroncon nosotros durante más de una década. En cambio, es solo otra escena en su programa de mierda en curso.

Craig Hockenberry

Tweetbot también dirá adiós

Mejores aplicaciones de la semana
Tweetbot.

Pese a que Tweetbot se mantiene en la App Store, los usuarios han comenzado a dejar reseñas positivas agradeciendo por todo este tiempo. Paul Haddad, de Tapbots, se disculpó en una publicación de Mastodon. «Lo que ahora se hace llamar Twitter, no me trae alegría», mencionó.

Finalmente, un poco de claridad, aparentemente rompimos la vieja regla de «usar o acceder a los Materiales con licencia para crear o intentar crear un servicio o producto sustituto o similar a las Aplicaciones de Twitter». Supongo que no me di cuenta de que «estar mucho tiempo en realidad»vieja» significa hace un par de horas, una vez más, lo siento profundamente.

Paul Haddad. Tapbots

La actualización a los acuerdos del desarrollador marca el fin de una era. Previo al lanzamiento de la app oficial, los clientes de terceros eran la mejor opción para disfrutar de Twitter en los dispositivos móviles. Pese a que la compañía compró a Atebits — creadores de Tweetie —, Tweetbots y otras apps mantuvieron la ventaja por muchos años.

La llegada de Elon Musk significa el fin de todas las concesiones que otorgó la red social. El nuevo CEO busca desesperadamente obtener ingresos antes de perder a todos sus anunciantes. El único modo de conseguirlo es obligar a todos sus usuarios a utilizar el cliente oficial de Twitter.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario