Una abogada corporativa de Amazon ha advertido a los empleados de la compañía de no proporcionar “ninguna información confidencial de Amazon” a ChatGPT, reportan desde BusinessInsider. Estas medidas cautelares llegan tras encontrar que, en algunos casos, las respuestas de ChatGPT eran extrañamente similares a los datos internos de Amazon.

“Esto es importante porque sus entradas pueden ser utilizadas como datos de entrenamiento para una nueva iteración de ChatGPT”. Así lo asegura la abogada en su mensaje a los trabajadores. Además, continúa con “no queremos que sus resultados incluyan o se parezcan a nuestra información confidencial (y ya he visto casos en los que su resultado coincide estrechamente con el material existente)”.

Además, las declaraciones de la abogada de la compañía levanta banderas rojas en la transparencia de ChatGPT. La manera en la que el chatbot comparte información con sus creadores, OpenAI, podría convertirse en un tema importante en el futuro. De hecho, ahora que Microsoft es una de las principales inversoras del proyecto, el tema de la privacidad corporativa ha pasado a ser muy relevante para Amazon.

Emily Bender, profesora de lingüística computacional en la Universidad de Washington, comenta sus dudas con respecto a esta herramienta. «Después de unos meses de uso generalizado de ChatGPT, ¿será posible extraer información privada de las empresas con mensajes ingeniosamente elaborados?«.

ChatGPT se ha convertido en el aliado principal de los trabajadores de Amazon

ChatGPT

Pero, ¿para qué usarían los trabajadores de Amazon a ChatGPT? Pues hace poco, un canal interno de Slack en Amazon se llenó de preguntas por parte de los empleados. Aquí, muchos dejaron saber sus dudas sobre el chatbot, y es que cada vez más trabajadores de la compañía lo utilizan como asistente de código. Gracias a ChatGPT, muchos empleados en la plantilla de Amazon han mejorado líneas internas de código.

Esto fue reportado por el citado medio, y es que una de las bondades del chatbot está justamente en el área de generación de códigos informáticos. De hecho, uno de los empleados llegó a poner a prueba a ChatGPT haciéndole una entrevista estilo Amazon para un puesto de codificación. La inteligencia artificial respondió correctamente a todas las preguntas técnicas, comentó el empleado en Slack.

Presentación de Amazon CodeWhisperer
Presentación de Amazon CodeWhisperer

¿Es la petición un paso atrás para los trabajadores de Amazon? Si bien ChatGPT se ha convertido en un gran aliado difícil de reemplazar, Amazon ya se encuentra trabajando en “tecnología muy similar”. Así lo comentó la abogada, citando al asistente virtual Alexa y al servicio CodeWhisperer.

Mientras tanto, aunque ChatGPT no se encuentra vetado en las oficinas de Amazon, los trabajadores que accedan desde la conexión de la compañía verán un aviso de que «puede no ser aprobado para su uso por la seguridad de Amazon». No obstante, es un mensaje fácil de saltar con solo pulsar un botón, comentan los empleados en Slack.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario